18 julio 2007

Carta de un novio político (Misión Amor Adentro)

Cariño, estas líneas que te dedico no deben ser leídas por más nadie, ni debes guardarlas más que en tu corazón, destruye la carta una vez leída ya que te revelaré mi amor como si nunca ningún periodista la fuese a leer, así estoy de entregado a lo nuestro.

Te has calado mis conversaciones sobre Voldemort tirándomelas del nuevo Harry Potter, las peleas con tus primos en el cumpleaños de tu mamá, que se molesta mucho la pobre señora Libertad con mi expresiones que ella dice que son de sifrino, y hasta me perdonas que deje la cita por la mitad porque me llamaron de urgencia y tú no crees que me está llamando Andreína Tarazónla carta que le escribí no era de amor, de verdad-, o si me crees que es ella pero tu mente cochambrosa piensa que es para otra cosa.

Aún así me amas, así yo te declaro mi amor, que no es discurso, ni charla, ni embuste, es una rendición absoluta a ti, y por eso, te pido tu voto de confianza, por amor mi primera damita, corazoncito mío, niña de la patria, joven promisoria y amante fiel.

Por eso, para compensarte, te dejo aplicarme toda una dictadura de mi tiempo libre y me someto a cuanta auditoría me quieras hacer. Sólo te pido que no me borres lo mensajes ni los nombres del celular, sabes que a veces son en clave y dicen Petra pero es en realidad un General. Deja también grabados a Cheo, Chuo, Rosa y La Maracucha, no son quién tú crees. Tampoco creas en chismes de tus disociadas amigas, ni que creas que puedo ser un galán de telenovelas de señal abierta, otra realidad es posible.

Tú, que bien sabes de mensajes claves y cariños escondidos cuándo el sátrapa, pichón de dictador e intolerante del papá tuyo descubrió que yo te amaba y me persiguió hasta que le dije: NI yo NI usted, ella es la que decide, en ella residirá la decisión final; entiende por favor cuándo no te lo pueda decir todo o cuándo no entiendas lo que hablo por el celular. Son sólo previsiones. No quiero explotar como Danilo ni huir como Patricia.

Por cierto, gracias por entender que aunque te ame no puedo llevarte hasta La Victoria siempre, viajar diariamente desde Maracay es muy difícil. No sé si tenerte ha sido por mi cama, sentimentalismo o suerte, pero no me canso de decirte que no daré ni un paso atrás en la marcha hasta sumergirnos en el mar de nuestra felicidad.

Te dejo por ahora, vida mía, jurándote amor continuo e indefinido, vitalicio e irrevocable, sobretodo este último, en tu monarquía de ternura, mi princesa, confesando que mis celos de hombre enamorado forjan las demostraciones tan claras de pasión y entrega que terminan de gritarle claramente a todos tus ex: no volverán, a estar con ella.

Perdóname si a veces me altero y los insulto, sobre todo al gringuito ese que fue algo tuyo, ¡que por más que yo machuque el inglés si le digo sus 4 verdades a ese mariquito! Y bueno, finalmente te confieso que he dejado de apostar, me has abierto los ojos, me di cuenta que no puedo seguir planeando mi vida a cuándo apostando, gane y cobre, ni tampoco en tarjetas de crédito rebotadas, por tí me atreveré a cambiar.

Totalmente ratificado mi amor por ti,
Suyo,
Jeanfreddy.

3 comentarios:

  1. LuisCarlos6:16 p.m.

    ¡Maestro!

    Uh, ah, ese amor no se va.

    ResponderEliminar
  2. mi amor, mi vida te regalo 10 millones de besos. quiero mi amor que me acompañes y vayamos rumbo al romanticismo bolivariano. se que nadie podra expropiar el espacio que ocupas en mi corazon ya que lo obtuviste por amor.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja que bueno...!

    Como titulo le tienes que poner "Misión amor adentro"

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.