29 diciembre 2011

Soñar con ser grande (tuiteros que crecieron)


La admiración es el valor fundamental de los sueños de futuro de los niños. Mientras al principio soñamos con ser como nuestros padres o un familiar destacado, luego deseamos imitar a sus héroes, desde artistas y deportistas, hasta profesiones cercanas a su cotidianeidad como maestras, veterinarios y médicos, pero sin escapar de sueños como el ser policía, bombero o abogado.

Una niña que juega con los tacones de su mamá o un niño que simula que trabaja con el maletín de su papá muestran el típico juego de los pequeños de querer ser grande, una ambición ingenua y fantástica que siempre permite que el interrogado infante responda que cuando sea grande tendrá tres o cuatro profesiones, todas disímiles, como albañil, jugador de béisbol y pintor, como me dijo una vez un vecinito, o con la aclaratoria importante desde el universo infantil de la hermanita de mi novia que dice que ella será maestra, cantante y veterinaria de animales, para dejarlo todo bien dicho. Doctora de niños, decía mi sobrina más grande.

En la India, los pequeños sueñan con ser como su abuelo, una figura representativa en la sociedad y familia de ese país, mientras en Occidente, figuras del fútbol y cantantes podrían estar en la cima de los principales deseos de futuro, pero en Carnaval nos damos cuenta que son las profesiones y oficios los que están por encima de cualquier nombre en especial, y donde no hay ningún límite en el deseo, sin medir barreras socioeconómicas, académicas y a veces, lo que nos hace sonreír tanto, físicas o temporales. Los deseos de crecimiento de un niño deberían permanecer largo tiempo en nuestras mentes, para quitarnos la venta de la dificultad y las barreras de lo imposible.

Tuiteros que crecieron
Una encuesta por Twitter nos mostró lo que muchos soñaban con ser siendo unos chamos, lo que nos ilumina la inocencia, la ensoñación y el vocabulario que usamos cuando el universo está explicado solamente por nuestra imaginación.

Kaky Rodríguez (@KakyRP) y Yondri Roa (@yondri) compartían el sueño de ser astronautas. “En esa época el espacio me llamaba mucho la atención, era algo misterioso y desconocido así que quería visitarlo”, nos dice Roa. “Desde muy pequeña he sido muy fanática de la astronomía y mi mayor deseo era ver el planeta desde el espacio, en una misión con el trasbordador espacial que sólo dura 7 días. Compraba todos los libros del tema e incluso trabajé en el Museo de los Niños en la sección de Astronomía”, contó Rodríguez. Elen Hernández (@Elen_Ccs) también quería ir al espacio “para ver a todos al mismo tiempo, y ah, pediatra”.

Gerson Chacón (@gersonchacon) quería ir más allá, pilotar un robot y ser arquitecto. Migeru Pereira-Mesa (@Dr_MigeruHouse) quería ser abogado, y ahora que está por graduarse de Ciencias Políticas dice que luego va por Derecho. Manuel Gago (@manuelgago) quería ser piloto militar pero luego de la asonada del 27 de Noviembre se le quitaron las ganas, confiesa. “Después supe que la bota sucks (apesta)”. Ahora es un activista de Amnistía Internacional. Aruska Hernández (@Taru_small) quería ser gimnasta y llegar hasta las Olimpíadas. Yhonder Sanabria (@yhss_) quería ser jugador profesional de fútbol. Ahora, casi ingeniero, es un gran hincha del Deportivo Táchira: “llegué hasta la sub 20”.

Giselle Gabriela (@giselle) deseaba ser actriz, y ahora es madre de tres a tiempo completa y esposa de un chef. Hizo teatro en su juventud. Aimara Hernández (@electrobotik) es enfermera pero soñaba con ser doctora mientras Sikiuk Méndez (@sikiukeli) cumplió su sueño de ser periodista: “mi mamá quería que fuese enfermera como ella, luego me casé y mi ex quería que estudiara administración. A mí siempre me gustó el periodismo así que por allí me fui”. Más extraño era el sueño de Reymi Cantuarias (@ergoolof) quien quería ser “basurero”. “Difícil de explicar. Creo que me gustaba porque los veía colgados de los camiones. Era muy chico. No sabía de los microbios”.

María Alejandra Gutiérrez (@Malelex) quería ser bombero o policía mientras Mariana Carballo (@Marivcm) deseaba ser reportera o periodista. Joysmar Ramos (@JoysytaR) quería ser bailarina. “De pequeña nunca me metieron en clases. Menos mal, porque lo mío no es la danza clásica. Ya de grande, como a los 15 comencé a bailar Street Jazz”. La encuesta llegó hasta Jeffer Bustamante (@JefferBustaman1), psicólogo del ejército de Colombia quién dijo que “quería ser un doctor”.

Hay quienes se lo tomaron con exacerbado humor. María Fernanda Calónico (@MaferCalonico), cuenta que planeaba ser “maestra en las mañanas, cantante en las tardes y bailarina de noche”, lo que en además de ternura, despertaba preocupación en su papá por el oficio nocturno. Glens Monasterio (@Glen_Flowers) se imaginaba como bailarina de danza contemporánea y de street jazz, ya que veía clases de danza en un colegio en Caracas “pero crecí, engordé y conocí el rock”. Cesare Capo (@ilCesareCapo) era diverso en sus ambiciones: “Arqueólogo, escritor, cantante o actor”.Y casi lo logró todo, lo que le faltó fue ahondar en la ciencia.

Henrique Do Couto @djbagre la hizo en grande: “Yo soñé con ser publicista y escribir un slogan para RCTV. 20 años después, fui el autor de 2 de sus slogans. ¡Sí se puede!”. @nykka44: “cuando tenía 9 y me llevaban a la odontóloga infantil era demasiado fino, me gustaba todo y tenía muchos libros (infantiles) para leer”. @carlamariela y @holanda parece que eran niñas muy serias. “Quería ser empresaria y embajadora en la ONU” y “Fotógrafa y astronauta” dijeron respectivamente. La profesora @NSC soñó ser “escritora, novelista. Ya escribí una novela, más una docena de cuentos, algunos relatos”. @AntonioMou aspiraba alto: “¡Ecólogo y Veterinario! Ahora de adulto soy Diseñador Grafico, más mi pasión por la naturaleza y la biodiversidad sigue intacta”.

@Calendula: “Arqueóloga, hasta que me dijeron que no podría estudiarlo en Venezuela, al mismo tiempo Artista plástico.” El músico e ilustrado aragüeño @willnoname está cerca: “Comic artist y estrella de rock”. @Alfred_gr, ahora ingeniero: “¡Quería ser pelotero! Mis ídolos: ¡Omar Vizquel y mi papá!”. @Malefica lo suelta con humor: “jugué mucho a ser maestra y Batichica pero en 6° grado quería ser biólogo y descubrir la cura del cáncer, ahora me dejé de eso”. Este quizás es el mejor: @johymombasa: “Vendedora de frutas y pianista profesional”. @MiguelCarta también tuvo una buena combinación: “astronauta y comediante, ¡échale pierna!”. El periodista @LuisCarlos soltó: “quería que me pagaran por leer y ver televisión. Me falta poco”. @Wondervane_ se emociona: “¡ser actriz! Estudié periodismo y el tema de mi tesis fue el teatro. ¿Qué quiero ser cuando sea vieja? ¡Actriz de teatro!”.

Hay más ambientalistas: @J_Bibi2 “Quería ir a los mares del mundo y salvar ballenas. Y ser maestra”. @Lorreinc tenía difíciles horarios: “Veterinaria y aeromoza”. @eluf76 también ironiza: “soñaba con ser ingeniero de sistemas o militar… después entré en razón (¿o la perdí?)”. @Adri021 quería ser profesora de educación física mientras @L_Aviles fue lapidario: “Interventor de aduanas”. Periodistas como @rodoarico y @Angegg confesaron que desde pequeños soñaron con estar en los medios. 

2 comentarios:

  1. \o/ crecí pero no seguí mi sueño, aunque en realidad no crecí tanto como para cumplirlo :(

    ResponderEliminar
  2. Yo quería ser veterinaria, cantante y pintora. O al menos así fue hasta 6to grado. Terminé estudiando Medicina y ahora pretendo irme a la medicina animal. A ver cómo fluye x)

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.