03 enero 2012

Durex lo reafirma: el tamaño no importa (encuesta mundial de sexo)

Durex, la alegre compañía de preservativos, hace una encuesta mundial cada año para entender los hábitos sexuales del mundo. En la más reciente, realizó 26 mil entrevistas en 26 países con dos simples preguntas: ¿tiene usted sexo una vez a la semana? y ¿está satisfecho con sus relaciones sexuales?.

Aunque Venezuela no estuvo incluido, vale la pena recordar el post "Bien dotados pero a medio vivir" en el que Targetmap indica en mapas que en Venezuela y Colombia están los penes y senos más protuberantes (sólo nos ganan las rusas), pero nuestra inteligencia es mediana, y que en un par de encuestas del país más feliz del mundo, ya estamos lejos del primer lugar.

Resulta que Pijamasurf ordenó los datos y encontró que Brasil (82%), España (72%) y México (71%) están entre los países que más respondieron a una alta frecuencia sexual mientras en el imperio mismo apenas dicen que sí al coito semanal un 53% de los entrevistados. Para más señas, Grecia es el país con más frecuencia sexual y al mismo tiempo en el Top 5 de satisfacción, mientras Japón está en terribles cifras en frecuencia y felicidad carnal. Parece que no se toman en serio lo del descanso del guerrero y las geishas son para los extranjeros. Mucha tecnología y poco de lo bueno de la vida.
Si quieres jugar con el mapa interactivo que puso Durex en su web (y averiguar un poco más de esto - está en inglés), entra en Sexual WellBeing Survey. Ahora, si comparamos los primeros datos de protuberancia genital con satisfacción, vemos que en Nigeria, México e India, los más satisfechos, los penes son de 15.5, 15.1 y 10.24 centímetros en promedio. Eso del Kamasutra tiene que funcionar muy bien. 

Mientras en en Japón, con apenas un 15% de satisfacción, el promedio es de 10.94 cm de pene. Podría creerse una relación pero Francia y Hong Kong los otros dos países menos satisfechos del planeta varian entre 16.01 y 11.19 centímetros para las humanidades. Así que los europeos no saben usarla y Hong Kong demuestra que una economía liberal y buena educación no necesariamente te hace llegar al clímax.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Habla, sé serio y organízate.

Publicar un comentario