15 febrero 2012

¿Qué pasó ayer? Crónica de Bruzual a Maracay

En 1999 Rafael Antonio Velásquez Becerra fue alcalde de Chivacoa, Municipio Bruzual del Estado Yaracuy por el partido COPEI. Con el advenimiento de la Asamblea Constituyente, y las nuevas elecciones generales del año 2000, Biaggio Pilleri se convirtió en el nuevo alcalde.

Reclamando ante el TSJ como precandidato de ese municipio, no aparecía en la web ni en la boleta de las Primarias, e incluso se acusó a un viejito con el mismo nombre en el Municipio Gómez del Estado Nueva Esparta, quien repitió hasta la saciedad en su cuenta de Twitter, que no era él a quién buscaban.

Para las primarias del 12 de febrero, inicialmente como independiente, Rafael Velásquez Becerra fue inscrito por Primero Justicia (para evitar llevar las firmas correspondientes) pero al hacerlo a última hora, no apareció en los ejemplos de boletas (que el CNE no pudo corregir) ni en la web de la Unidad. La propia Teresa Albanez había revelado días antes que en algunos municipios las elecciones serían manuales y el ganador del Municipio Bruzual confirmó que Velásquez no aparecía pero que esto "se subsanó más adelante".

El lunes por la tarde, reunido en el Comando Tricolor que lo apoyó como independiente, Rafael aceptó que Alfonzo Andara era el ganador y que no habían más irregularidades, relata Víctor Moreno, candidato elegido para la gobernación de Yaracuy por el Comando Tricolor. Dice que extrañamente, después de salir de allí, apagó su teléfono. Ni siquiera, Edgar Cubero, jefe de campaña de Velásquez pudo contactarlo y se sorprendió como todos cuando lo vio en los medios nacionales introduciendo un recurso de amparo para detener la destrucción de los cuadernos electorales, aún cuando no había solicitado reconteo en la Junta Regional de Primarias de Yaracuy.

En una medida express, con una sentencia con errores de fechas y cuya acta al final poseía un número que permitía inducir que habái sido redactada el propio 12 de febrero, la abogada Enna Lucia Rosales Ascanio, de Guacara, Estado Carabobo y conocida por pequeños casos locales de divorcio y demandas a empresas, aseguró que introducían el recurso porque en las encuestas Velásquez resultaba ganador y quedó quinto. Lo más raro del fallo, redactado por el exrector del CNE y actual magistrado del TSJ, Francisco Carrasquero, es que si el reclamo era de un municipio la decisión fuese detener destrucción de cuadernos en todo el país. Los magistrados se contradecían porque en 2009 habían decidido que el contenido de los cuadernos es confidencial.

Empezaron los reclamos de traidor o espía para Velásquez, mientras simpatizantes del gobierno decían que era un militante de Primero Justicia e incluso publicaron fotos de Velásquez con Henrique Capriles Radonski y otros candidatos. las fotos llovían en las cuentas de Twitter de simpatizantes chavistas, a pesar que medios nacionales como Últimas Noticias y La Patilla apenas si consiguieron las fotos de esa misma tarde en el TSJ. Nelson Bocaranda entonces soltó que Rafael Velásquez, que Últimas Noticias conoció tenía estrecha relación con varios magistrados, estuvo relacionado con el diputado (PSUV) de Yaracuy, Braulio Álvarez, también relacionado con Luisa Estella Morales. 200 mil bolívares habría sido el precio que quedaría registrado en un video que prometen saldrá a la luz el día de hoy, miércoles 15 de febrero.

Diosdado Cabello se unía al coro de Mario Silva, Jorge Rodríguez y Nicmar Evans para decir que los 3 millones de votos eran un fraude, que eran imposible votar menos de 3 minutos, y salieron a la luz los cálculos de números de votantes, mesas y horas de elecciones. Nuestro peor promedio era 39 segundos por voto desde el año 2.000. Pero era un calentamiento. "Se hicieron trampa entre ellos mismos", dijo el diputado Cabello, mientras Rafael Velásquez metió la puyita: "en una mesa vi más votos que electores".

Por Twitter se daban confirmaciones de que la gran mayoría de los cuadernos habían sido ya quemados, y hasta las bromas sobre que les mandarían las cenizas, pero restaban aquellos municipios donde se habían hecho impuganaciones, como en en Girardot (Maracay-Choroni) del Estado Aragua. La sentencia del TSJ salió a las dos de la tarde, y a esa misma hora, cajas con actas electorales y cuadernos usados para el reconteo se montaron en dos carros. Uno era la camioneta de Santiago Clavijo, Vicepresidente de la Junta Regional de Primarias. Con Santiago, exrector de Agronomía de la UCV Maracay, estaba su hermano José "Pepe" Clavijo (@PepeClavijoA) y una señora de la tercera edad que se hizo pasar por su esposa.

Empezó la persecusión de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM). Mientras huían, iban destruyendo los cuadernos restantes y sólo dos o tres quedaron sin daños. La DIM interceptó a los hermanos, ambos miembros de la MUD, en la panadería Maxi Pan de El Limón, municipio Mario Briceño Iragorri del Estado Aragua.

@PepeClavijoA empezó a tuitear contando que estaban encerrados en la camioneta, que cuidarían las actas y los cuadernos. La gente acuidó al lugar, igual que la Guardia Nacional y la Policía de Aragua. Hubo refiegas y bombas lacrimógenas, a pesar de la presencia de periodistas. En esto, Santiago Clavijo sufrió una arritmia en su marcapasos, y se creyó que era un infarto. Fue trasladado de inmediato a la Clínica Lugo, la más cercana a la zona.

Más tarde, con decenas de personas tratando de proteger las cajas, un policía quebró dos vidrios de la camioneta y extrajo las cajas con los cuadernos dañados, algunos de los cuales fueron arrebatados por estudiantes presentes. Negados a abandonar el automóvil, la Policía de Aragua llegó con una grúa, y remolcó a pesar de las protestas la camioneta de los Clavijo. Andando de retroceso bruscamente, la grúa le pasó por encima a Julio César Macías, de 42 años, casaddao y con dos hijos, deportista y estudiante de Derecho en una aldea bolivariana, y no el estudiante de la UCV, Arnaldo Espinoza, dejándolo tan gravemente herido que falleció apenas horas después.
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Habla, sé serio y organízate.

Publicar un comentario