23 enero 2007

A las mujeres le gustan los hombres malos

El surfista con pinta de fumón que estudia en el parasistema, el chamito que le daba vueltas al cuaderno en el dedo con la camisa por fuera pero "catirito", el rebelde de la urbanización con ropa de cuándo fue a California, el chamo "bello" que ha tenido un montón de carajitas alrededor siempre, un narcotraficante, el líder de la banda, el chamo con 3 muchachos, el charlero estafador, Axl Rose, Eminem, Robbie Williams.

Eliga usted el chico malo y las mujeres delirarán por él.

La culpa debe rondar por el instito maternal tipo Marge Simpson en que creen que un niño tremendo es más bonito y que "él cambiará", aumentada con la labia de Ricardo Arjona, "a un tipo así si se lo doy, ese sí es un hombre", mientras el tipo no se cansa de revelar el largo historial de niñas, señoras, casadas, inteligentes y brutas que se ha raspado a punta de guitarrita.

Finalmente, la actitud de desenfado -no me interesas tanto chama- y la locura psicótica con que actúa el rebelde (celos gritones, lloriqueras poéticas/musicales y abiertas conversaciones sexuales) lo que termina de crear el deseo de posesión de una mujer por un hombre que sí la hará sentir viva: sentir el placer sensual que tanto nombran las chicas malas que no se atreven a ser y experimentar situaciones extremas que no conocen ni saben buscar.

La tesis se corrobora con los criminales: nadie tiene más mujeres, hijos y aventuras que quienes infringen la ley. Desde malandritos del Guarataro hasta jefes narcos de alta envergadura. Poder, dinero, aventura, riesgo y ternura escondida por una infancia jodida son siempre el cóctel infalible para que una mujer diga: a éste si se la doy, esto si es un hombre.

Este sí es el varón serio, dirá Yuleisy cuándo con 3 muchachos y "embrazá", decide que le dirá a la mamá que Yormán se va a mudar pal rancho. ¿¡Ay mamá!, quimpolta de dónde saca los riales? ¡tamos es mamando y con el rancho aldiendo!

Después de viejas, y muy a veces es que dicen: los buenos sí pagan. Porque no es por culpa de los gafos que ellas hablan mal de los hombres. Por eso yo prefiero seguir siendo un irresponsable, y culpable.

9 comentarios:

  1. jajaja, yo creo que eso es una fantasía, cuando se cae en la realidad se termina cambiando de opinión. Pero a los hombres si les gusta tener una amante que sea "maliciosa" mientras pueda tener a su buena y amada pareja. Llámalo costumbre, llámalo filosofía de vida, ciclo de reproducción. Siempre se repite, allá la que se deja "fregar".

    ResponderEliminar
  2. ...parece un post escrito por Luis Fernández, jeje. De verdad que a veces uno ve cosas asi, pareciera que a algunas mujeres les gusta es "un frankenstein que las haga sufrir", jeje :-)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:18 p.m.

    es que a veces nos da gusto la aventura de estar con el chico peligroso por el que tus padres te matarian si te ven con el. lo digo porq me paso con el marihuanero del grupo jaja y en serio era lo mejor el tipo jaja pero despues una madura la parte y ve q esos chamitos son eso pess chamitos y nunca dejan de serlo

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:01 p.m.

    O tambien estan las que prefieren a un viejo, bien sea su jefe, o algun otro por ahi, no importa si casado o divorciado, solo les importa "este es mas maduro que los de mi edad, a este si se la doy", y pasa el tiempo y terminan todas jodidas, shit happens my friend.

    migra en rockandron.com

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:23 p.m.

    creo que dentro de todas siempre llevamos el sadico / masoquista activo solo que no lo encontramos del todo pero como nos encanta un malvado..que te lo digo yo..

    ResponderEliminar
  6. En sintonía con mi teoría de "Los Hombres Proyecto." Los problemáticos, malos malísimos, malotes, ergo sexys que en algún momento vamos a lograr "rescatar, reformar, CAMBIAR"

    ResponderEliminar
  7. En eso se basa, en la falsa creencia que los cambiarás, en el instinto maternal de: mi hijo no es así. No, no cambiarán Nina.

    ResponderEliminar
  8. Dime con quien andas y te diré quien eres. A la larga el castigo siempre llega. La naturaleza se encarga de eliminar los defectuosos y está bien. La mujer se degradó por eso es atraída por los peores. Hay excepciones. Una mujer de alto nivel social y cultural no va a elegir ese tipo de gente. Tendría aspiraciones más refinadas.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1:27 p.m.

    tios por favor la mujer cambiara pdespues del proximo cataclismo del año solar

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.