06 diciembre 2007

¿Dónde te imaginas en el 2013?

Imaginar la vida dentro de 5 años no es tan fácil, ya que en un año te cambia la vida completamente. Pero hagamos el ejercicio. En el 2013 yo espero tener 3 años de graduado como Licenciado en Comunicación Social, trabajar en Caracas mientras vivo en Maracay usando el tren que me llevará en 45 minutos entre las dos ciudades que se prometió para el 2012. Integrar la Junta Directiva del Colegio Nacional de Periodistas, que en los 3 años y medio que llevo en la UBA ni se han asomado por nuestra escuela, e impulsar reinvindicaciones laborales para nosotros, que desde hace años las merecemos. Pero son sólo unas ideas, no quiero extenderme por aquello de no decirlo para que se cumpla.

El año pasado trabajaba para Novavisión, tenía un trabajo tan bueno, responsable y aburrido, que tuve que escribir este blog para drenar y era el cuento de equilibrio entre mi nueva vida laboral y la etílica, irresponsable y contestataria de la privada. Esperé para enero 2008 trabajar como freelance y ya lo hago, un poco forzadamente. Por ahora es lento, pero hay oportunidades.

Ahora, ¿qué sucedió hoy para echarse esas meditaciones? Pues que con el anuncio presidencial de hoy, regaño a chavistas de Caracas y Miranda de por medio, y la actitud de novio herido que le dice a la chama: Bueno, ¿tú no terminaste conmigo?, ahora jódete, el reelecto de cuenta regresiva lo ha dicho de forma chantajista: me voy por culpa de ustedes. Gobernaré nada más hasta el 2013. ¿Eso es todo lo que reclama? Que apenitas tendrá 5 años más de gobierno.

El reclamo incluso fue documentado por el prestigioso periódico El Culto: "Este pueblo no me merece".

Vemos clarito que aquello de más poder para el pueblo era pura mierda. Que los poderes imperiales ni siquiera le importaban y que las demás reformas laborales y sociales se las pasó por el forro -disculpen las palabras, es que William Lara las aprobó todas-, pero intentará de nuevo pasar por Go y cobrar los 200 con aquello de quedarse hasta el 2000siempre.

Así que recordando un poco lo que se dijo en este blog hace un año, ya que cuándo se escribe tanto, tan seguido y por cierto tiempo sobre un tema, vale la pena recordar si uno fumaba o si de verdad estaba pegando un poco la cosa.

Veamos:
Movimiento Estudiantil10 millones, de jóvenes (12 de noviembre 2006): En un editorial del diario El Aragüeño, en el que se calculaba en 60% (9,6 millones) los votantes menores de 30 años para las presidenciales del 2006. ¿Fuimos nosotros quienes elegimos el Presidente, y quienes dijimos NO este pasado 2D? No estamos decidiendo todavía, pero el Movimiento Estudiantil es ahora un protagonista.

Baduel y la Constitución de 1999Si no votas, no te quejes: (26 de noviembre 2006) Hace un año de la misión Alma Mater, cuándo se prometieron 50 universidades nuevas, y 2 millones de jóvenes no se inscribieron para votar el 3D. Preguntaba cuándo se formaría algo como lo que actualmente conocemos como el Movimiento Estudiantil. Puse unos videos que diriguió Edgar Ramírez sobre el llamado a votar.

Y muy importante, lo que ahora está candente:
Diosdado Cabello2013: Diosdado vs. Radonski: Político, caliente y sexy. Una elucubración hecha el 6 de diciembre de 2006, cuándo tras la victoria del reelecto, tratábamos de adivinar el sucesor (antes de la bendita Reforma Constitucional del 15 de agosto) y su posible adversario opositor, venido de un post llamado Venezuela quiere un presidente bello. El link incluye una bio de Diosdado Cabello.

Y dije cosas como estas:
- Si el Presidente falla, su misma gente lo sacará por referéndum en el 2010
- La gente no aceptaría un comunismo a lo cubano y exigen un cambio
- El partido único será el mismo MVR (lo que le critican al PSUV)
- Hay que reconocer los casi 4.5 millones de opositores que salieron a votar
- El oficialismo sufrirá varios revocatorios y pérdidas políticas en Alcaldías y Gobernaciones (aquí fue dónde me drogué)
- 14 años ya es demasiado, en el 2013 el reelecto sale
- Un Nuevo Tiempo es la segunda fuerza política del país y Primero Justicia la tercera
- Diosdado Cabello es el sucesor oficialista

Capriles Radonski2013: Radonski vs. Diosdado: Baduel y la inmigración sifrina. Los rumores sobre que Rosales negocia el triunfo y Baduel le hace una advertencia por tener rabo de paja. La amenaza era volar por los aires instalaciones de PDVSA pero el gobierno se olvidaba de la reelección indefinida. El trío Teodoro-Rosales-Borgues (TeRoBo) es acusado por Peña Esclusa de negociar con tal de evitar una golpe militar de derecha, y que prefieran negociar con el Chavito. Yo tenía esperanzas que la Reforma Constitucional pasara por una Constituyente, noté que PJ tuvo más votos que Podemos, y que el MVR seguiría su actitud arrogante. Aquí también meto una biografía y reseña sobre Radonski.

¿De aquí al 2013, qué, tú que dices?¿Diosdado y su "derecha endógena", Radonski, Freddy Guevara o Yon Goicoecha? O acaso, ¿tendremos la Reforma Constitucional clavada tarde o temprano?

13 comentarios:

  1. Las últimas declaraciones de Chávez dejan claro que, como tu dices, más que "más poder para el pueblo", lo que más le importaba era la reelección ilimitada. Así que "de aquí al 2013" incluye otro intento de reforma. Tan solo porque Chávez no tiene ninguna razón para no intentarlo. No tiene nada que perder. En el estado actual de las cosas, se tiene que ir en el 2013, así que le sabe a mierda (oops!) perder otra vez. Sobre los posibles candidatos, creo que está claro que Baduel querrá ser candidato (con una escala en alguna gobernación). Radonski y Leopoldo López (su inhabilitación ya habrá terminado) son otros. Pero en política cinco años es mucho tiempo (¿quien hablaba de Rosales en el 2001?). Y como si los pasados cinco años no han sido suficientemente movidos, en los cinco que vienen tenemos dos elecciones más (regionales y AN) y pueden ser hasta cinco (revocatorio, nueva propuesta de reforma, o una constituyente que involucraría dos votaciones). Que peo. ¿Nadie extraña el pasado, cuando alguna elección/votación no se sentía como algo de vida o muerte para nadie? Yo si... “!Ganó el candidato A! ¡Que bien/mal! ¡Yo vote por ese/el otro! ¿Y qué hacemos el fin que viene? ¿Playa? ¡Dale!”...

    ResponderEliminar
  2. Epale brother, te debo el link a tu blog, y esta es la oportunidad perfecta, dada la hora en lo que escribí aún lo meteré. Gracias por tomártelo como lo haces, a mí hacer rato que el humor se me hace esquivo. Vendrán dos intentos más de Reforma, "por el pueblo" y "por la AN", porque como dices, no tiene nada que perder y su único candidato, Diosdado, es el primer traidor señalado, pero no hay nadie más. Si, me acuerdo cuándo iba con mis padres a votar... y ese mismo día pasabámos el día frente al TV hasta que a las 9 los canales privados daban el resultado, antes que el CSE. ¡Qué días!

    ResponderEliminar
  3. Oírnos y explorarnos como pueblo llano siempre deja datos que “no se nos habían ocurrido”, y muchas sensaciones esclarecedoras. Pero uno es terco. Uno se traiciona. Uno comete el mismo error una y otra vez: tanto que habla uno de los preintelectuales y seudointelectuales que infestan con su presencia los medios de comunicación, y al final no puede uno dejar de escucharlos o leerlos. Ensalza uno la real o pretendida ilustración de los opinadores en desmedro de la sabiduría popular. Prefiere uno admirar al intérprete que al autor; escuchar al narrador en lugar de interpelar al protagonista.
    Recuerdo la conocida anécdota de Eduardo Blanco: cuando niño su tío lo llevó a recorrer el campo de Carabobo, acompañado de José Antonio Páez. Este explicaba en cada punto la estrategia y movimientos del Ejército Libertador en la Batalla de Carabobo, acción en la cual Páez mató y vio morir a tantos hombres. En mitad del recorrido, cuando el Centauro estaba por explicar la hazaña del temible escuadrón Valencey en su retirada, el padre del muchacho le señaló al futuro escritor: “Escúchalo bien: Aquiles está contando La Iliada”.

    Uno leyó La Ilíada en la voz de Homero porque el improbable Aquiles no pudo contársela a la humanidad. La pluma de Eduardo Blanco nos contó en Venezuela Heroica todo cuanto le dijeron sus padres y los héroes ya muertos.

    En el caso presente, apelar a los cronistas para tratar de entender el curso de la historia actual es un sinsentido, una estupidez, ya que el protagonista no es un héroe que murió de viejo o en batalla, sino que está vivo, no sólo echando el cuento sino construyéndolo: sólo el pueblo conoce la historia del pueblo. Nosotros somos el pueblo, y esa voz que truena a nuestro lado en la camioneta o en el metro, en el bar y en la plaza, es el eco de nuestra propia voz colectiva. ¿Por qué invertir neuronas en leer a quienes quieren interpretarnos desde un penthouse o desde un restaurant? ¿Hasta cuándo pedirle al horno (o el olmo) de la clase media que nos dé las peras del entendimiento de lo venezolano actual?

    ¿Qué placer masoquista es ese que nos impele a esculcar los artículos de Poleo, Tulio Hernández, el Malaver, el Masó y demás desodorantes destacados en la hedentina generalizada del periodismo de opinión?

    ***

    Creo saberlo, y me confieso culpable: aunque lo neguemos, tiende uno a creer que las lecturas explicativas más brillantes y dignas de ser abordadas están en el tintero y en la lengua de los “analistas” y “expertos”. Invierte uno demasiado tiempo leyendo a los figurones de la prensa y presenciando sus farfullares en radio y televisión. Ese tiempo sólo sirve, en la mayoría de los casos, para percatarse de cuánta verdad y cuánta hondura hay en el señor que barre las calles, en el que vende café, en la doña del quiosco. Cuántas parrafadas de hiel de un estúpido como Rodolfo Schmidt pude haberle ahorrado al depósito de palabras desechables de mi memoria, si en lugar de estar leyendo cierta columna me hubiera quedado un rato más discutiendo con el viejo Miguel allá en La Cañada. ¿Cuánto hubiese yo ganado en verdades esclarecedoras y en la faceta más humana de la política, si en lugar de estar una tarde-noche padeciendo al protozoo de “Aló, Ciudadano”, como lo hice el sábado primero de diciembre, le hubiese sacado más reflexiones a mi pobre vieja Bertha, hospitalizada y devastada por el segundo accidente cerebro-vascular de su ancianidad’

    En el duermevela de su conmoción, fulminada por un vergajazo sanguíneo que de vaina no se la lleva, y amodorrada por un calmante más o menos poderoso, la pure dijo de pronto: “Mañana me llevan a votar por el Sí. O díganle al CNE que traiga para la clínica una urna para que voten los enfermos”. Y unos segundos después: “No, mejor no. Yo no entiendo esas elecciones, eso está muy enredao, ¿verdá?”.

    El subconsciente de esa doñita, cuyos bienes y propiedades consisten en tres cuartos de siglo de nomadismo y pobreza estimulado a salir a la superficie por un Rivotril de medio miligramo, le regaló al Poder Electoral y al país una propuesta o reflexión que debe ser evaluada de inmediato si este es un país serio: ¿por qué cuando hay elecciones las personas que están hospitalizadas deben abstenerse de ejercer su derecho? ¿Por qué el CNE instala mesas de votación en las cárceles del país pero no lo hace en los hospitales y clínicas? Nadie ha de pararle bolas porque el proponente de la idea no es un abogado ni un militar, sino mi triste vieja cartagenera, esa mujer frágil y abandonada por su familia biológica; esa mujer que me medio crió y me enseñó a leer y a escribir a mis cuatro años; alfabeta funcional apenas y ascensorista en sus mejores tiempos. En tiempos de democracia participativa y protagónica hay que apellidarse Escarrá o Blyde para que te paren bolas en los tribunales o en la televisión. El pueblo de mierda no hace leyes: éstas se le imponen, y si no las cumple pues toma tu cárcel, tu patada por el culo y el desprecio de “la gente estudiada”.

    También me explicó la Bertha, mejor y con más sencillez de alma que cualquier “brillante analista político”, una de las posibles causas del traspié del día siguiente: el chavista que se abstuvo de votar está emocionalmente con Chávez y su proyecto, pero la vergüenza, el honor, su íntima honestidad y su humildad a toda prueba, le dictó a la hora de la chiquita una instrucción que hemos pasado por alto quizá voluntariamente: tres millones de chavistas se quedaron en sus casas porque el lenguaje de los leguleyos, el palabreo engreído y fastidioso de los hermanos Escarrá y sus compinches de lado y lado, podrán servir para montar escenas fastuosas en la Asamblea Nacional, pero no sirven para explicarle al obrero, el ama de casa, el pregonero y el pobre de solemnidad por qué es preciso cambiar un artículo incomprensible por uno hermético.

    No se trata, en todo caso, de suscribir la explicación que daba otro idiota más, periodista de El Nacional, refiriéndose a las motivaciones de los pobres y de la clase media de cara al referéndum. Decía el sujeto en su artículo: “El taxista votará NO porque la inseguridad lo agobia. El panadero votará NO porque su humilde negocio está en peligro. El campesino votará NO porque la tierra que trabaja nunca será suya. Hice un recuento y me di cuenta de algo: ellos están contra la reforma por motivos puramente materiales. Mis razones, en cambio, son de orden espiritual: yo rechazo a la reforma porque creo en la democracia”.

    Hasta pato será y en su casa no lo saben.

    ***

    Todavía muchos siguen y seguirán indagando en las razones de la abstención del chavista promedio, esos tres millones cuya ausencia marcó la diferencia a favor del NO. Recomendación: no sigan preguntándole al intelectual y al argumentador de pacotilla. La Ilíada está en pleno desarrollo y Aquiles está en la calle, contando sus hazañas a cada momento, en cada esquina. Homero está contando su versión en la TV (gracioso programa, ese de Los Simpson): quédense con la versión del protagonista.


    JRD

    ResponderEliminar
  4. Gracias JRD, siempre hace falta leernos, entre nosotros. Yo ya he empezado a hacer algo que reflejaré en mi blog, yo pensador no experto: coño, por qué no votaste?

    ResponderEliminar
  5. El comentario de JRD es muy pertinente y lo comparto, pero él sin querer queriendo cae en el error contrario ya que dice que a la clase media parece estarle vedada la comprensión "de lo venezolano actual", dicho en sus propias palabras pero resulta que esa clase media es también parte de esa actualidad venezolana.

    Sin querer o queriendo JRD cae en el error de negarle la venezolanidad a un sector de la población. A veces creo que él piensa que Venezuela es el 23 de enero y sólo puede entenderse a ésta desde uno de sus bloques.

    Venezuela es lo que es. La verdad no está en Prados del Este ni en Casalta. Prados del Este y Casalta tienen sus propias verdades, muy legítimas ellas, pero no tienen derecho a imponérselas a la otra parte.

    Pero qué puede saber un desclasado apátrida como yo de eso.

    ResponderEliminar
  6. Si, la clase media está condenada. Sabemos lo que tienen los ricos pero no podemos obtenerlo, estudiamos en universidades privadas de poca monta o en tecnológicos, esperando más y vivimos en "buenas casas" de los padres que difícilmente podremos llegar a tener al corto o mediano plazo, si acaso. Estar en el medio, lo repito mil veces, es siempre lo peor. Ninguna misión social te toca, y no tiene el dinero suficiente para ser oligarca.

    ResponderEliminar
  7. El Hombre que calculaba4:46 p.m.

    ¿Que es ser del medio? es acaso una ambigua zona en reclamacion que grita ser atendida?.. Y como va a serlo si no esta ni aqui ni alla..? que coño es estar en el medio?

    ResponderEliminar
  8. Anónimo9:34 a.m.

    hemos emigrado (ha pesar de que queria que Venezuela fuera mi patria para siempre)
    mi padre y mi madre vinieron a Venezuela y aspiraban a que este fuera su pais, su tierra;
    para sobrevivir hay que mudarse
    y los seres humanos han triunfado porque siempre emigran (aparecieron en el tropico africano, se mudaron a la sabana africana y luego salieron de Africa)
    peino los pelos tiesos de mis nietos y hablo como venezolana (mis nietos se rien a mis costillas bastante)

    ResponderEliminar
  9. Hombre que calculaba, esa respuesta es facilísima. Estar en el medio es ser clase media, es no ser ni chavista duro ni opositor duro, es estudiar en un tecnológico, es tener un trabajo no-profesional. Es no estar en ninguna de las bandas del barrio, es no ser de los privilegiados que viajan al exterior de vacaciones pero tampoco ganan sueldo mínimo.

    ResponderEliminar
  10. El hombre que calculaba8:56 p.m.

    ¿que es estar en el medio? como se mide una subjetividad?

    ResponderEliminar
  11. Ya veo que "calculabas" :) ahora... te cuesta?

    ResponderEliminar
  12. el fantasma de canterville2:08 p.m.

    Jeje... si fuera imposible medir subjetividades sería imposible toda medida en absoluto ya que para medir es necesario un observador, un punto de referencia.

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.