15 abril 2007

La gente no es mala, es bruta

skeletorEsta es mi fórmula de entendimiento, y la comparto con la niña Ceci, la gente actúa más por torpeza, por miedo, por ignorancia, que por verdaderas ganas de hacer daño, la mayoría de la gente no es mala, es bruta.

gargamelEsto no es una excusa para liquidar limpiamente a los mentirosos, los patanes, los sádicos y a muchos políticos, todos quienes utilizan su inteligencia para hacerse pasar por inocentes, torpes o loquitos. Es en cambio, una reflexión para entender muchas de las acciones que la gente comete que no entendemos y ellos tampoco pueden explicar.

BurnsAlgunos dirán que es falta de inteligencia emocional causando una incapacidad para aplicar las emociones facilitando el pensamiento y el raciocinio, el porqué alguien genial sea tan torpe siendo jefe, marido, padre, amigo o conversador, y más bien sea chismoso, maleducado y descortés. Lo emotivo nubla la mente por razones psicológicas, sentimentales e incluso sexuales. Traumas, temores y mecanismos de autodefensa llevan a alguien golpeado por su padre, o desconfiado por una traición a ser un tirano en su casa, su trabajo y sus amigos.

El GuasónYo lo aplico a mi propia vida: las dos o tres personas a quiénes verdaderamente odio y quisiera voltearles un camión de vómito negro lleno de malaria, sé que son más idiotas que realmente maléficos. Deben tener más problemas y menos astucia que yo.

Fíjense en los villanos de las comiquitas: Skeletor, Gargamel, El Guasón o Mr. Burns. Los tipos siempre fallan por sus manías de no dispararle al tipo cuando lo tienen al frente sino poner a Batman a sumergirse lentamente en el ácido. Por culpa del plan macabro del malvado vengativo, que los hace querer disfrutar de la muerte lenta y dolorosa, es la muestra perfecta de su imbecilidad. Siempre nos muestran un malo como Piernodoyuna, de quién Pulgoso siempre se ríe por sus equívocos. Skeletor con sus ayudantes terribles, Gargamel por ignorante y Mr. Burns por sus prejuicios sociales, los muestren realmente inferiores, con manías muy fuertes, prisioneros de sus obsesiones.

Así que recuerda amigo y dilo tanto como puedas, a esos pobres diablos: tú no eres malo, eres bruto.

7 comentarios:

  1. Berro entonces el papá de mi hija no es bruto... es brutisssimoooo o hay algo peor que eso jajaja....


    ves por eso me gustan los tipos inteligentes más que bonitos jajaj

    ResponderEliminar
  2. Como decía un amigo mío: es verdad que la el talento sin probidad es un azote, pero la probidad sin talento es una maldición.

    ResponderEliminar
  3. Woao, Simón Bolívar, NBV, Maguita, :) y yo? soy bonito o inteligente? ;) jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, Maguita, te diré como Woody Allen: en el foooooondo sé que hay un piropo... :P

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:25 a.m.

    te dice que le gustas

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.