04 marzo 2008

El Tarot y la semiología política

El Tarot nunca falla. Le consulté sobre Venezuela, el movimiento de tanques, los gritos de Lina Ron y cazar un rollo ajeno, y no ha mentido. Todo tiene su causa y consecuencia. Todo se puede resumir en una carta, un significado con su significante, y un calificativo que explica porqué estamos de arroceros en una rumba donde no nos invitaron.

Etiquetas Blogalaxia:

6 comentarios:

  1. Vamos a echarnos entonces unos baños de chinchamuchima con rompesaragüey, y prendamos unos velones siete-mechas, todos juntos como país, a ver si revertimos el designio de esta carta!

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajajaja, mi querido Jean, hasta mi madre que no es bruja te hubiese dado el vaticinio jajajajajajaja...buena esa...un beso, me encantan tus ocurrencias!

    Por si a las mosas, hagamos como dice Apo, vamos a echarnos unos ramazos pa ve si se nos quita esta pava ciriaca y al loco se le enderezan las tuercas.

    ResponderEliminar
  3. El problema es que en el tarot venezolano, por una baraja de "El loco" hay millones de "El Pendejo"

    ResponderEliminar
  4. Lo mismo dice el I Ching, sale el hexagrama del "no tan joven Necio"

    ResponderEliminar
  5. jajajaj, buenísima, jajajjajaja chico!!!!

    ResponderEliminar
  6. Nueva frase de chat de messenger: estás más perdío que la cordura de Chávez.

    La estrené hoy :P

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.