17 enero 2014

Rdio, música en línea, instantánea y con amigos

En la prehistoria, grabé mis discos de vinilo y luego CD en mis TDK de cromo, negro para hacerlos ver mejor. Luego, con la cultura digital, nos bajamos el Winamp, bajamos los primeros Real Audio (escuché una vez un concierto de King Changó en vivo) y llegó el brutal MP3. Y allí la música en línea, MP3.com, donde además de bajar y escuchar, podías armar tus "radios" en forma de listas de reproducción.

La cosa evolucionó rápido, con el ancho de banda y la tecnología. Fui un usuario empedernido de MySpace para escuchar, no para interactuar. Pero lo que realmente me conquistó fue Last.FM, hasta que como se puede suponer, me cobró o intentó hacerlo. Luego supe que existían alternativas como Grooveshark y Spotity, pero yo había descubierto los Torrents tiempo antes, y nada, me quedé pegado en esa mezcla de early adopter y retrotecnológico que solemos ser.

Y ahora Rdio. Aunque sé que será por 6 meses, y luego usaré alguna otra cuenta de correo, mientras considero si puedo usar unos poquitos dólares electrónicos de CADIVI (seguro de aquí a junio si los entregan). Lo mejor de esta web (aunque no conozco cómo funcionaban otras como Spotify sino basado en Blip.FM y Last.FM), es que puedo escuchar discos enteros, de casi cualquier artista de inmediato, conocer a otros parecidos y así armar una colección inmensa de mis gustos. Sin bajar, sin esperar, sin búsquedas, sin Pirate Bay, y en cualquier computadora que use.

Y lo que para mí es mejor, conocer música nueva con las opciones de Recomendaciones y Emisoras, que te recomiendan discos según lo que escuches, lo que guardes, lo que apruebes y cuánto te quieras alejar o permanecer en los estilos que prefieras. Así ando mezclando mis gustos noventeros, rock latinoamericano, black metal, música experimental, electrónica y mucho más.

También me puedes seguir por allá en Rdio.

13 enero 2014

¿Pena de muerte o cadena perpetua? ¡Mejor es acupuntura y cirugía!

La epidemiología puede explicar el comportamiento del contagio del virus de VIH/SIDA en el mundo o la malaria en las zonas deforestadas de la selva de Brasil, pero también cómo se corre un chisme en una comunidad abierta -como hicieron Amy y Sheldon en The Big Band Theory-, cómo se viraliza un meme o un tuit en Internet y de forma similar, la forma de expansión de la violencia o el delito en una ciudad. Y al mismo tiempo, atacarla para su erradicación.

De esta forma, las víctimas del narcotráfico, el Gangnam Style o el dengue actúan bajo este mismo esquema, y así lo entendió el político, profesor universitario y matemático Sergio Fajardo en Colombia, exalcalde de Medellín, la ciudad que pasó "del miedo a la esperanza" y actual gobernador de Antioquía (desde el 1 de enero de 2013), cuando decidió que para reducir los índices de homicidios en Medellín, tenía que afrontar el tema de forma holística, no sólo contra los focos de violencia sino actuando preventivamente en las causas y en favor de las víctimas.
Parque Biblioteca España en Medellín
Esto implicaba entonces aplicar una economía de escala en una campaña de fumigación, vacunación, saneamiento y educación para combatir el dengue o la malaria, como hizo Luis Razetti en nuestro país. Eliminar el vector que lo causa, brindar protección a las posibles víctimas, eliminar las circunstancias que la pueden causar (como cauchos y materos viejos llenos de agua estancada o la deforestación que aumenta el calor y la humedad alargando la vida del mosquito) y enseñarle a los pobladores cómo reducir estos factores de riesgo. Similarmente con el VIH/SIDA con los preservativos, retrovirales, investigación en vacuna y campaña de educación sexual. Y Medellín venía de haber sido el feudo de Pablo Escobar Gavidia.
Parque Biblioteca Fernando Botero, Medellín
¿Y qué pasa con la inseguridad? Como con la malaria, el dengue, el chisme o el homicidio, es fundamental eliminar o aislar al culpable, pero allí no resuelves el problema al atacarlo al final y no antes de qué suceda. Piensa en Minority Report y el Departamento de Pre-Crimen: actuar previamente para eliminar las consecuencias de las muertas y los daños a terceros. En Medellín entendieron que para romper el círculo vicioso de la violencia había que actuar en sus raíces, pero al ser estas tan profundas y mezcladas con la pobreza, en vez de ponerse filósofos sobre si era primero el huevo o la gallina y que arrancarlas de golpe causaría grandes problemas y demasiado esfuerzo, decidieron actuar sobre ambas al mismo tiempo para que fuesen debilitándose.

El homicidio de Mónica Spears y su esposo Thomas Barry trajo un debate sobre cómo combatir la violencia criminal y la inseguridad ciudadana en Venezuela, trayendo las opciones de cadena perpetua y la pena de muerte a la palestra. Una venganza o justicia de "ojo por ojo" que ya Gandhi dijo que nos dejaría a todos ciegos. Confieso que me la había perdido cuando nació por estar de vacaciones, y al regresar directo a las clases de Lidera, escuchamos la opinión de Chuo Torrealba de Radar de los Barrios, que dijo que por medio del linchamiento, el enfrentamiento de bandas, el abuso de poder y la violencia carcelaria, ya la pena de muerte existía de facto en nuestro país.

Y en cambio, propuso que la respuesta es lo que sucedió en Medellín, pero para eso hacía falta una nueva clase política en el país, y que fue invitado por Capriles como asesor en ese tema -aunque no lo escucharon-, no era construir los mismos Parques-Biblioteca de Medellín, por ejemplo, pero sí pasaba por algo similar: rehabilitar los barrios para que pueda pasar el aseo urbano y la vigilancia policial, para que pudiesen resurgir los emprendedores populares y la economía local, mientras recomendaba a los activistas políticos estar todos los días en las comunidades, a veces sólo para escuchar. Ir a lo micro.
Parque Biblioteca Tomás Carrasquilla, Medellín
La charla nos sorprendió y voló la mente, tanto o más que la que trató de las investigaciones sobre la familia, el venezolano popular y el moderno del sociólogo Alejandro Moreno, que me mostró el asunto de los opuestos que explican el mundo a un nivel nacional: nos entendemos en la diferencia, en el este y oeste de Caracas, en el norte y sur de Maracay, en los andinos, maracuchos y orientales, -y qué más tarde se usó también para separarse políticamente en adecos, copeyanos y comunistas, y luego de distintas formas a partir de 1998- y en las formas en que nos describe la noruega que se vino a Barquisimeto de forma general: unos somos una gozadera desordenaba y afable, y los otros no se identifican con esa forma de ser, sintiéndose extranjeros, y es esa mezcla las que nos hace ser como somos.

Pero lo mejor, y lo que me brindó mayor luz, vino después. Fue algo similar a una charla TED y es la base de este artículo, cómo la epidemiología y la economía de escalas se aplica al desastre hospitalario , y que me permitió relacionarlo con el problema de la violencia. Y el método de Medellín, no es hacer lo QUE hicieron sino CÓMO lo hicieron. No era copiarse, sino aprender la visión para aplicar soluciones pertinentes según nuestra cultura, costumbres, síntomas, circunstancias y características.

Medellín, la más educada
En la ciudad colombiana, Fajardo y su equipo hicieron un mapa en que ubicó geográficamente los lugares de la ciudad donde sucedían los homicidios y esto arrojó que había 10 lugares precisos donde estos abundaban en demasía. Eran sus focos de infección, digamos, como sería el municipio Sifontes con el 95% de los casos de malaria de Venezuela. Identificó luego las formas del problema: reinsertados paramilitares que no habían encontrado trabajo y volvían a la delincuencia, falta de oportunidades para en las comunidades populares y falta de presencia del Estado. De forma similar, en el municipio bolivarense la deforestación (como sucedió en Brasil), la falta de atención primaria de salud y la minería -con sus consecuencias ambientales- como forma principal de trabajo. 

Entonces Fajardo hizo lo que implicaría un "cerco epidemiológico" mediante "fumigación" para eliminar vectores (delincuentes), y metió al Ejército en cinco de esos lugares que se habían identificado como los lugares con más homicidios por metro cuadrado de la ciudad. Pacificó el espacio, con los líderes comunitarios y la inteligencia policial ubicó a sus vectores (delincuentes) y "quirúrgicamente" los sacó, los judicializó y los sacó de las comunidades, en un pacto social con autoridades de los distintos poderes.

Luego hizo "vacunación", brindando ayuda psicológica y asesoría académica a los reinsertados que aún no habían entrado en el delito de nuevo y atendió a los "contagiados": las víctimas de la violencia que había dejado Escobar en los cerros de Medellín. Para el "saneamiento ambiental", aplicó lo que llamó "acupuntura urbana" o los PUI (proyectos urbanos integrales). En esos lugares que habían sido pacificados, usó la arquitectura para brindar mobiliario urbano y estructura a los barrios: puentes, parques infantiles, aceras, fachadas nuevas, que sirvieran para que la gente caminara, los niños jugaran, se comunicaran las comunidades y demás. Y transformó pequeños colegios, en malas condiciones, en inmensos centros educativos de varios pisos, dotaciones, mejores sueldos y un pacto con los maestros para mejorar los métodos y resultados.

Y en epicentro de estos centros pacificados, antes focos de homicidios y delitos, construyó inmensos Parques Biblioteca, con licitaciones públicas internacionales, que trajeron a los mejores del mundo a construir "lo más bello para los más pobres", y donde habían guaridas de malhechores, ahora había una sala de teatro, canchas deportivas, espacios comunitarios, salas de lectura, camerinos, que habían costado millones de dólares y de propiedad social, que se habían construido con la consulta pública a las comunidades, obreros de la zona, acompañamiento vecinal, inspección de las obras, apropiándose desde los planos y hasta socializándola cuando estuvo lista. Y desde 2008 hasta ahora no han recibido el más mínimo ataque de vandalismo, abriendo desde el 1 de enero al 31 de diciembre.

Hay más obras en estos PIU: jardines infantiles y bebetecas (concepto traído a la Biblioteca Los Palos Grandes en Chacao) para dar educación materno-infantil y oportunidad para que madres vayan a trabajar y estudiar, centros de emprendimiento para las ideas de negocios en las comunidades, centros policiales con iluminación periférica durante 24 horas con áreas verdes, canchas y espacios comunitarios, para que siempre exista gente entrando y saliendo de estas comisarias, así como el Cable Metro -que luego se hizo uno similar en Caracas aunque sin las prestaciones culturales aún listas en sus estaciones- y hasta escaleras mecánicas.

Desastre hospitalario en Venezuela
Aunque conocía cómo habían actuado en Medellín, siempre había quedado con la duda de cómo esto podría traerse a Caracas, reproducirse y rehacerse sin copiarnos, como bien ha dicho Fajardo, y fue la charla del doctor Gustavo Villasmil, director de Salud del Estado Miranda, el que me ayudó a entender, cuando en su charla habló del desastre hospitalario del país desde lo macro, lo meso y lo micro, y cómo el problema estaba, como dijo Chuo, en atender lo pequeño, desde abajo y no desde las burocracias, rígidas y estructuradas. Es decir, hace falta el policía de punto, en vez del operativo que viene desde afuera con el abuso. No es el colectivo armado, es el operativo especial como el "Plan Madrugonazo" que Torrealba denuncia que fue paralizado y sus autoridades destituidas.

Según el médico y funcionario público, actualmente en ejercicio, para la salud se destina 4.5% del presupuesto nacional más 6.500 millones de dólares para Barrio Adentro, según el informe de gestión de PDVSA 2011, aún con 65% de estos centros de atención primaria cerrados. Villasmil nos sorprendió al decirnos que de cada bolívar que invertía el Ejecutivo, la población invertía otro en salud de forma privada. El 25% más pobre del país consume el 67% de las medicinas. Principalmente comprando pastillas para el dolor, la inflamación o la disfunción eréctil. 

En el nivel meso, del presupuesto nacional, los gobiernos (también alcaldías y gobernaciones) gastan el 74.5% en hospitales, pero cerca del 90% se va en nómina, dejando a los centros de salud básicamente sin dinero para funcionar. Y lo tercero, más grave, en lo micro. El 40% de las camas de hospital en el país, están vacías durante todo el año. La explicación, desde la economía, el número Q: donde se interceptan las curvas de costos marginales con la de ingresos marginales, y en la explicación práctica, los números que reparten a las 3 de la mañana en un hospital para cierta consulta, y resulta de la cantidad de pacientes que la nómina cree que puede/debe atender por el sueldo que recibe. Metiendo en los costos no sólo el sueldo que reciben y su periodicidad, sino los riegos al hampa, la falta de insumos, las amenazas de delincuentes que entran en el medio de la noche a que atiendan a uno de los suyos, las guardias que se extienden porque el relevo nunca llegó y demás.

¿Y las camas vacías? Porque para atender a un paciente hace falta más que la cama clínica y el colchón, sino las rondas de médicos, enfermeros y especialistas. Es la enfermera que voltea el colchón porque ya atiende a 30 pacientes y no aguanta uno más. Es el especialista que se va del país porque le hacen una oferta mejor (incluyendo pagarle la Universidad a uno de sus hijos, un carro, la seguridad y demás). Es el pasante que luego de ver lo que pasa, desea abrir un consultorio privado, abrir un negocio de traje de baños o también, irse al exterior con mejores incentivos. E hizo referencia a la eficiencia de los hospitales llevados por congregaciones religiosas, desde EEUU hasta San Bernardino, en Caracas, porque quién dirige tiene motivaciones éticas y visiones menos gregarias en lo profesional.

La solución que propone Villasmil es un Medi-Ticket (similar al Obamacare) en que cada persona pueda ejercer su derecho constitucional a la salud usando la medicina privada, a veces especializada en equipos mediante altas inversiones, pero con dinero público (Fondo Mirandino de Salud), lo que saldría más barato, generaría competencia y mejores resultados (como demostró con la costosa y difícil transplante de hígado) y las cifras de operaciones realizadas en comparación con la administración anterior en la gobernación de Miranda en materia de salud, esta vez, incluyendo cirugía mayor. El resto del dinero puede ser invertido entonces en atención primaria: prevención antes que suceda.

Claro, está el debate sobre la Medicina Integral Comunitaria y el neoliberalismo, que Villasmil resolvió de esta manera: son menos costosos y por tanto, poseen intrínsecamente una expectativa menor que alguien que estudia 12 años para especializarse, pero su menos destreza profesional los hace inadecuados para resolver los grandes problemas de salud y no pueden hacer operaciones quirúrgicas complejas, como neurológicas o cardíacas. Funcionaron en Unión Soviética y Cuba -tras la persecucón y éxodo masivo, respectivamente- como los fumigadores de Razetti en Venezuela, para eliminar el mosquito pero no para atender transplantes de hígado, los cuales exhibe la gestión mirandina y ninguno la nacional, aseguró Villasmil.

¡Acupuntura y cirugía!
Mezclando los consejos comunitarios de Chuo, de acompañar a diario, de apoyar emprendimientos locales en los barrios y tomando la experiencia de Medellín de habilitar los barrios, unimos con el análisis macro, meso y micro, epidemiológico de Villasmil y su idea de financiar al enfermo en lugar de al hospital para tener más y mejores resultados (con adhocracias especializadas), recordamos que Torrealba decía que el Plan Patria Segura no hace nada en avenidas y centros comerciales, sino debe ir al foco, sacar quirúrgicamente el cáncer del narco y el pran, para que luego "fumigar" con mejoras urbanas específicas, inversión en educación y salud (a la persona necesitada para que todos tengan iguales oportunidades) y generando circunstancias para los nuevos negocios (sin hampa ni apagones eléctricos, señaló el activista comunitario) y aplicando la vacunación cultural mediante la arquitectura y el entendimiento vecinal, la consulta ciudadana y la participación.

La pena de muerte o la cadena perpetua mata algunos mosquitos pero no elimina el foco de infección y los factores de riesgo: pobreza, violencia, desigualdad, injusticia, miseria, malos servicios públicos, informalidad. Y es preferible la cirugía extractora, y la prevención que no permita nuevos vectores, como no tolerar las pequeñas faltas como violencia doméstica, destrucción de bienes públicos, riñas en la calle, botar basura, comerse la luz y evitar que estas infracciones escalen a lo violento mediante la impunidad.


04 diciembre 2013

Renuncié y estoy de regreso

Hoy estoy de regreso como blogger desempleado pero no sin trabajo. El pasado lunes 25 de noviembre renuncié al empleo como periodista de Ediciones Especiales del diario El Siglo de Maracay, donde estuve 4 años, 9 meses y 13 días. Uno de los cuentos que les (me) debo por aquí al igual que la aventura del Picnic Urbano. Aquí va una parte de mi transformación como reportero en un medio de comunicación tradicional, el de mayor audiencia en todo el Estado Aragua.

El 16 de marzo de 2008, a una semana de haber celebrado mis 30 años e inscrito en 9no semestre de Comunicación Social, empecé en el dominical Eva´s del periódico, que acaba de ser rediseñado en su concepto y forma: nuevo logo y diagramación, y ya no sería exclusivamente ni para señoras ni para la Farándula nada más. Carlos Flores, el periodista y escritor que me contactó para trabajar en una nueva revista de periodismo de investigación me dijo que entrara allí "mientras tanto". Ese trabajo temporal se hizo mi pasión, mi ventana y un gran puente de comunicación entre la ciudad y yo.

Empecé de forma natural, escribiendo sobre Last.FM y religión en Internet, entregando a pasos veloces por mi costumbre de blogger a diario, pero a la semana siguiente me enviaron a dos pautas que de inmediato me mostraron a lo que me dedicaría por casi un lustro: a ser voz de quienes son distintos, diversos y/o alternativos en la historia de Maracay. Y me hice un activista de informar sobre ellos, lo que hacen y defienden, sin dejar de contrastarlos, hacerles preguntas difíciles, ni mostrarlos como una voz más, no la única ser escuchada.

Me pautaron el Día Mundial Sin Carne, que apoyaba AnimaNaturalis y su activista, Yiyi Maiola. Y otro día, la Escuela de Danza Makandal, para niños y jóvenes con discapacidad. De esta forma, conocí causas desde sus protagonistas, escribí desde lo nuevo y empecé a llenar mi agenda de contactos y fuentes, que en algunos casos, como me pasó con Yiyi, se convirtieron también en amigos con quienes hice además muchas otras actividades en las calles de Maracay. Un corto resumen y despedida en Facebook recibió el cariño y aceptación de cientos de personas, para mi alegría y estímulo.

De allí en adelante vino un interés propio y de mis jefes en enviarme a pautas que revelaran esto que pasaba allá afuera: fundaciones, ONGs, responsabilidad social, arte urbano. Y vinieron las grandes entrevistas, cara a cara o por teléfono, ir a conciertos, enviar cuestionarios, equivocarse en las citas o hacer suposiciones, aprender a escribir sobre papel (donde no hay comentarios anidados ni correcciones en línea), reenviar el periódico, fechas de entrega e incluso, supervisar la diagramación.

Pero también tuve que entrevistar a dueños de circo, a toreros, a cantantes de reggeaton, a comerciantes que querían promocionar sus productos, y repeticiones de fechas que no fueron tan divertidas. Entre mis trabajos favoritos fue encontrar tres mujeres que nos contaron y por primera vez decían que eran adoptadas, dando su nombre y publicando su fotografía o haber viajado a Barbacoas, tierra natal de Joselo y Simón Díaz, para conocer a sus personajes más emblemáticos, y quizás el más triste, escribir la noticia sobre la muerte de Ósca Yánes, "Chivo Negro", con quien había hablado por teléfono en diciembre pasado, o la de Eva Ekvall, a quien entrevisté en su casa unos meses antes.

Agradezco además todo el espacio que tuve para escribir sobre ecología, tecnología y ciudad en la página 10, que extrañaré tanto como me han contado que ya extrañan muchos de mis lectores.Así que estoy de regreso, aunque al blog le comió al tarea primero Facebook y luego la inmediatez de Twitter, ahora hay más tiempo y espacio para escribir por este medio.

Ahora, vuelvo al blog irresponsable, para escribir también sobre política, cultura digital, la ciudad y lo que viene para mí, entre otras cosas: una empresa social.

25 septiembre 2013

PSP y Wii para mejorar en el liceo


* Un profesor de Villa de Cura ha desarrollado un sistema en el que la relación de contenidos virtuales con la realidad, así como la administración y resolución de problemas de los juegos de video le sirven para enseñar matemáticas y físicas

A José Carmona su mamá le hizo un regalo grandioso en 1990. Un Atari 2600. Una cónsola de videojuegos que le brindó un uso de la tecnología en el hogar, cuando aún Windows no era un estándar ni las PC un instrumento de estudio imprescindible. Más tarde recibió un Nintendo, luego un SuperNintendo, y en adelante, gracias a su propio trabajo compró un PlayStation, un Nintendo Wii y un XBOX 360. Al principio sólo para jugar en casa.

Egresado en Educación de la Universidad Nacional Abierta, y trabajando en la Biblioteca Virtual de Villa de Cura, se dio cuenta que los contenidos programáticos de matemáticas, física y química le eran muy difíciles a muchos estudiantes mientras aprendían muy rápidamente las simulaciones presentes en los videojuegos.

En una de sus muchas sesiones lúdicas, notó como muchos juegos mostraban datos físicos como velocidad, tiempo y distancia, los deportivos arrojaban estadísticas de rendimiento y la toma de decisiones, por lo que podrían relacionarse con la enseñanza de las ciencias básicas de una forma divertida, inspiradora y cercana a los adolescentes, muchos de los cuales demostraban además una gran pericia e interés por lo tecnológico.

Así creó un programa, amplio y diverso, llamado Matemática Interactiva, que ayudaba a quienes tenían más problemas con estas materias mediante la creación de juegos de mesa interactivos basados en la cultura del videojuego. ¿Quién quiere ser millonario? Trigonométrico o el Grand Theft Auto para aprender sobre alta tensión así como la fabricación de productos de limpieza del hogar son algunos de los ejemplos de estas nuevas estrategias de enseñanza. Los resultados: todos mejoraron académicamente, por lo que el profesor atiende actualmente casi 80 estudiantes de distintas unidades educativas de Villa de Cura.

“Empezó cuando estaba de pasantías, y no había un docente especializado para los niños de primero y segundo grado en educación física. Llevé el Wii y su programa de ejercicios”. Desde el 1º de agosto del 2010, como parte del personal de la Biblioteca Virtualde Villa de Cura arrancó con “Matemática Interactiva” para asesoría y acompañamiento permanentes. No era salir bien en un examen, salvar la materia o evitar perder el año, era inspirar a estos estudiantes en el aprendizaje interactivo.

“Les doy ejercicios y clases antes que las vean en el liceo. Hacemos unos 15 y luego les mando cerca de la misma cantidad para la casa. Soy exigente con los contenidos programáticos. Una clase es así, y otra es ir a jugar con la libreta para ir anotando datos, no es pegarse horas jugando. Uso el ejemplo del desplazamiento de un automóvil, que vimos en clase, con la simulación del videojuego, que mejora la experiencia del laboratorio de física, que es siempre el mismo experimento con un móvil. Para los niños y adolescentes es más fácil entenderlo con algo conocido, que les gusta”.

Sentados frente a televisores con PlayStation, los estudiantes del profesor Carmona nos muestran lo que saben hacer. Sus libretas tienen los datos arrojados por Need for Speed después de terminar una carrera. Aprenden inglés al traducir lo que les sirve para calcula la aceleración: velocidad final, inicial, tiempo, distancia. Usan una constante, la gravedad. Y a los 5 minutos han usado estos para calcular una fórmula de física.

Lo mismo pasa con el juego de FIFA y la estadística matemática: ahora saben cambiar a los jugadores según su rendimiento, velocidad, precisión y cantidad de goles. El profesor también les pide aprender de la geografía, fauna, flora y clima de los países a los que pertenecen los equipos con los que prefieren jugar. Hay un niño, de 9 años, que ya tiene conocimientos básicos de física en quinto grado.

Corazón voluntario
Carmona tiene sus propias cónsolas y televisores en casa, así como varias PCs donde tiene juegos para enseñarle a niños pequeños cuando debe ir a liceos, pero alquila unas horas en un negocio local y usa los espacios de la Biblioteca Virtual para dar clases, siempre de forma voluntaria y apenas pidiendo una pequeña colaboración para los marcadores y otros materiales usados para construir los juegos de mesa.

También trabaja junto al Departamento de Fortalecimiento Familiar de la Casa de la Mujer para dar clases de matemáticas ycomputación a adolescentes embarazadas, asesora a colegios para que estudiantes de 1º a 5º año creen Proyectos Articulados Comunitarios, en los que dediquen todas las materias a la creación de una iniciativa social, como una jornada de donaciones para una casa de abuelos en que usan matemáticas, física y química para analizar los alimentos, sus aportes calóricos y las porciones, mientras hacen encuestas que les permite relacionar estudios con aplicaciones cotidianas.

“Hemos trabajado además con instituciones como Infocentro para enseñarle a los estudiantes el uso de Excel para el cálculo de porcentajes y estadísticos”. Como proyecto integral, “Matemática Interactiva” incluye charlas sobre prevención del embarazo precoz mediante el uso de anticonceptivos, preservativos y educación sexual.

Carmona es también estudiante de Ingeniería Petroquímica y tiene un cargo fijo en un liceo industrial en Valencia, lo que le permite dedicar tres o cuatro tardes semanales a la enseñanza gratuita y comunitaria.

Finalmente, realizó un censo de 300 bachilleres interesados en que la UNEFA tenga una sede en Villa de Cura para las carreras de Enfermería, Medicina, Ingeniería Mecánica e Ingeniería Eléctrica principalmente.

Mi juego y redes sociales
Carmona quiere ir a más. Para programar su propio juego, aunque no es experto, ya se asesora con un ingeniero en informática para usar el lenguaje de programación Java basado en Linux –porque al trabajar con cónsolas de software privativo no ha podido recibir apoyo de instituciones públicas- para enseñar ecuaciones a niños de sexto grado y polinomios a alumnos desde octavo grado.

José también firmó una petición para que la Asamblea Nacional considere la clasificación de los videojuegos como se hace con las películas de cine, para permitir a los adultos adquirir y disfrutar de juegos que ahora están totalmente prohibidos por ser bélicos o violentos.

Convencido del uso de la tecnología de forma educativa, pronto incursionará en uso de redes sociales y blogs. “Después de probar los videojuegos como estrategia pedagógica, que los estudiantes escriban en Internet, en inglés y español, sobre lo que han aprendido, usando herramientas de traducción junto a las clases, aprendiendo el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación para aprender y enseñar”.


16 julio 2013

Global Power Shift: Juventud por el cambio energético mundial


* Del 24 al 30 de junio, 500 activistas juveniles ambientales, provenientes de 133 países, se reunieron en Estambul, Turquía, para recibir herramientas, compartir experiencias, diseñar estrategias nacionales y regionales, para pedir el cese de la industria de los combustibles fósiles, causantes del Cambio Climático

La ONG basada en Estados Unidos “350” del escritor y ambientalista Bill McKibben, y con gran presencia en Sureste de Asia, Islas del Pacífico y África, organizó una Cumbre que por primera vez reunía a medio millar de activistas ambientales, de distintos orígenes, religiones, idiomas, culturas y aproximaciones al tema del Cambio Climático bajo el nombre Global Power Shift (Cambio Energético Mundial).
350 corresponde a la cantidad departículas de CO2 por cada millón que en la atmósfera se consideran seguras, según estudios científicos, para no producir Cambio Climático. Actualmente en el mundo se sobrepasan los 400. Los activistas juveniles ambientales fueron seleccionados para que recibieran entrenamiento y adquirieran herramientas relacionadas a Políticas Públicas, Acciones Directas No Violentas, Campañas Digitales, Medios y Comunicaciones y Activismo Artístico Creativo, para impulsar campañas nacionales y regionales para combatir la industria de combustibles fósiles, especialmente las transnacionales dedicadas a la extracción de petróleo y gas natural en desmedro del medioambiente y como principal emisor de gases contaminantes.

Los 500 activistas que asistieron tras una sesión de entrevistas y seguimiento de trabajo local que empezó en Noviembre del 2012, se reunieron en distintas aulas y espacios de la Universidad Técnica de Estambul, en Turquía, recibiendo formación con facilitadores de amplia experiencia en el activismo ambiental y social, provenientes de California (TheRuckus Society), Filipinas, Australia, Perú, Brasil, Túnez, Argentina, India, Bangladesh y muchos otros países. Pero también hubo espacio para que los asistentes dieran charlas y talleres, desde la Comunicación Compasiva como experiencia en Japón hasta la ardua labor del Activismo Ambiental Bajo Ocupación de parte de Palestina.

El encuentro mostró además las realidades dramáticas de inundaciones, refugiados ambientales, pérdidas materiales, consecuencias económicas y desastres naturales, e incluso campañas significativas como las de las Islas del Pacífico, que a pesar de haber adoptado estrategias como usar 100% de energía solar, como las islas Tokelau, están sufriendo de inundaciones y pérdida territorial por aumento del nivel del mar. Estos habitantes de naciones o territorios insulares unieron esfuerzos como Guerreros Pacíficos –haciendo juego con el nombre del océano- para declarar, con baile tribal que unió a las distintas etnias y habitantes: “¡We are notdrowning, we are fighting!” (“No nos estamos ahogando, estamos peleando”).

La reunión también permitió generar conversaciones alrededor de temas como las manifestaciones públicas de Túnez (primer país de la Primavera Árabe que los medios no supieron reconocer), Argentina y España con los Indignados, Brasil con las actuales protestas, Canadá y EEUU en temas de pueblos aborígenes y recursos petroleros en zonas protegidas y la propia Turquía (Plaza Taksim y Parque Gezi), en que los jóvenes revelaban como protestas por temas muy específicos, “se volvían altamente políticas con la reacción brutal de la policía que mostraba cómo no podían expresarse libremente ante un Estado Policial”, relataban como iniciaban con un puñado de personas para luego trabajar con sociedad civil, brindar soluciones desde la ONG y el papel de los jóvenes.

Además, hubo grupos de soporte para activistas QLBGTI –con el Q de Queer como nueva denominación inclusiva-, con cansancio o agotamiento mental extremo o mujeres africanas, así como formación de redes de apoyo y acompañamiento emocional, planeamiento estratégico, energías alternativas a pequeña escala, ayuda legal para activistas en países con procesos políticos autocráticos y otros.

GPS Latinoamérica y El Caribe
La Cumbre incluía además la reunión por regiones, dividida de la siguiente manera: Américas, Europa, África, Sureste de Asia, Oceanía, Medio Oriente – Norte de África y Mundo Árabe, Asia y otras, que fueron dividiéndose por petición de los participantes según el idioma o la cultura, e incluso el momento de la lucha ambiental, los uniera o dividiera. De esta forma, Latinoamérica y El Caribe pidió trabajar aparte de Estados Unidos y Canadá, para además de tener un espacio para hablar en español, portugués y francés (con traducciones amistosas entre sí), conversar una estrategia regional particular.

Con temas tan diversos como agua, minería, desastres naturales, pueblos aborígenes, fracking, petróleo, deforestación, agricultura y transgénicos, Latinoamérica decidió trabajar en una caravana –accesoria a los planes nacionales- para brindar atención continental a los temas nacionales, con un recorrido por toda la región con conciertos, roradas de bicicletas y campamentos, para colocar en la agenda pública el tema del Cambio Climático.

Laura, Ángela, Jeanfreddy, Dalia y Xiomy
En Venezuela y Colombia, que tendrán una estrategia conjunta, con las activistas Laura Zarta, Xiomy Acevedo y Ángela Quiroga en Colombia, y Dalia Márquez y Jeanfreddy Gutiérrez por Venezuela, para exigir la planificación y ejecución de un plan de prevención y reacción ante las lluvias torrenciales que han causado cientos de miles de refugiados climáticos en ambos países, desbordamiento de ríos y quebradas, con poca o ninguna información o capacidad de respuesta de parte de las comunidades y de las autoridades, así como a la comunidad general para tomar medidas que eviten el Cambio Climático como son el uso de la bicicleta, el consumo responsable del agua, la recolección de lluvia y otras medidas.

Además, latinoamericanos y caribeños coincidieron en trabajar en conjunto hacia la “Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático" que se realizará en Noviembre del 2014 en Lima, Perú y que se conocerá como COP 20, así como la reunión previa de la Pre-COP en Venezuela, que como en Cochabamba 2009 reunió a pueblos, ONGs y representantes de la sociedad civil para debatir antes de la Reunión Ministerial de Alto Nivel, que realizará la ONU en la capital peruana. En Turquía, los activistas latinoamericanos decidieron también realizar una Pre-COP alternativa a la agenda oficial.

Christiana Figueres dando su discurso ante el plenario del GPS
Inspiración
Kumi Naidoo (Director mundial de Greenpeace) y Christina Figures (Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) brindaron respectivas charlas a los asistentes, combinando estilos distintos de humor y esperanza con tristeza y planificación, resumiendo que los jóvenes deben olvidar que son los líderes del futuro, sino deben asumir el liderazgo de hoy, dijo Naidoo. “Generación Clima”, los llamó la costarricense. “Esperar hasta el 2015 es demasiado tarde”, dijo Figueres con respecto al tiempo en que la ONU determinará los nuevos pasos a tomar en Metas de Milenio, Desarrollo Sustentable y cumplimiento de tratados. 

Dalia y Jeanfreddy en el GPS de Estambul
Venezuela
La abogada Dalia Márquez, Asesora en Temas Juveniles para la ONU y parte de la ONG Juventud en Acción, de San Cristóbal, Estado Táchira, y el periodista Jeanfreddy Gutiérrez, promotor del Picnic Urbano de Maracay y parte de la ONG Jóvenes Verdes de Venezuela fueron los representantes venezolanos en la Cumbre, con el compromiso de crear un movimiento nacional contra el Cambio Climático que incorpore a todas las ONGs, grupos, colectivos y ciudadanos para trabajar en una estrategia conjunta, que se conjugue con la visión continental y mundial desde la perspectiva local.

Marcha por el planeta
El día sábado 30 de junio, los 500 activistas se unieron a 10 mil activistas locales para marchar por las calles de Estambul hacia un concierto a favor de la Madre Tierra, llamado Diren Gezegen, en que la delegación de Venezuela también estuvo presente.

En el evento “Web of Cultures”, que formó una obra de arte colectiva, única y cultural, los venezolanos llevaron además unas maracas y un cuatro, mientras que en los talleres se incluyó el del “Picnic Urbano de Maracay para la construcción de paz en espacios públicos”.

10 junio 2013

¿Por qué bebemos más en Venezuela? + Infografías

* Nuestro espíritu alegre, bromista y algo irresponsable podría creerse como la causa de ser los primeros en consumo de alcohol en el continente, pero la falta de sanciones sociales y legales empujan a un comportamiento del que nos hacemos extrañamente orgullosos


Un reciente estudio de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), organización con sede en Costa Rica, presentado en Ginebra, presentó cifras sobre la frecuencia de consumidores de alcohol en el continente, cantidad de etanol puro consumo y la ingesta excesiva de alcohol, según cálculos de la ONU, para nueve países de nuestro continente, revelando datos además sobre grupos de edad, sexo y condición socioeconómica.

En primer lugar, y en contra de muchas creencias, se determinó que en promedio, bebemos mucho menos y hasta con prudencia en Latinoamérica con respecto a Estados Unidos, Canadá y Europa. Con ejemplos muy destacables como El Salvador, donde 38.9% de los ciudadanos de ese país se declaran abstemios, que no beben nunca alcohol. En México y Nicaragua también hay alto índice que no bebedores: 29.1% y 23.1%. El promedio para la región (que no incluyó a Chile y Argentina, altos consumidores de vino) es de 15% de personas que jamás lo han consumido, lo que para la organización rompe un mito que asegura que todos los hacen.
Consumo de alcohol en mayores de 15 años
En el informe destacamos en Venezuela en tres renglones: mayor cantidad de personas que liban bebidas espirituosas, un altísimo 83%, el mayor consumo de alcohol puro (lo que depende de la bebida consumida y que aumenta con las más fuertes, y es más baja con la cerveza) con 8.9 litros por persona al año y además, la mayor cantidad de personas que ingieren más de cinco copas al menos una vez a la semana, considerada una dosis excesiva por la ONU, y que en el país se ubica en el 20.6% de los habitantes.
 
Somos superados en cantidad de abstemios por Colombia, República Dominicana y Perú respectivamente, con 4.2% 5.6% y 6.2% de los ciudadanos. El 6.7% de los venezolanos nunca beben alcohol. La encuesta, debe aclararse, es para personas entre 18 y 65 años, y fue pagada –aunque aseguran en FLACSO que no influenciada- por Cerveceros Latinoamericanos, una asociación que reúne a los productores de la espumosas de todo el continente.
 
Mujeres se unen
El aumento del consumo en Latinoamérica viene empujado, aunque en bajas cantidades, por el ingreso de las mujeres en el mercado. Pero ellas sólo beben 2.3 litros de alcohol puro al año, mientras los hombres alcanzan los 8,9 litros, el mismo promedio en Venezuela –incluyendo ambo sexos-, lo que lleva a una conclusión simple. En nuestro país en general bebemos tanto como la población masculina del continente, lo que implica que el hombre venezolano bebe aún mucho más que el latinoamericano promedio.

Más educación, más alcohol
Carlos Sojo, investigador de FLACSO que presentó el informe, reveló que se consume más entre los 25 y 34 años, y esto aumenta con el nivel socioeconómico y educativo. Se derriba el mito que el pobre bebe mucho más, aunque habría que considerar el tipo de bebida, su grado alcohólico y la cantidad de dinero disponible para eso.

Ingesta excesiva
A fin de cuantificar el uso nocivo de alcohol en América Latina, el estudio utiliza tres indicadores básicos: 1) riesgo de largo plazo según consumo promedio de etanol diario; 2) ingesta excesiva ocasional (binge drinking) definida a partir de al menos una ocasión de consumo de 5 tragos o más por semana y 3) nivel IV Alcohol Use Disorders Identification Test, (por sus siglas en inglés), examen de diagnóstico médico desarrollado por la OMS cuyo propósito es identificar personas con patrones de consumo de alcohol peligroso y dañino.

El estudio arroja que el 9.5% de los latinos exceden el parámetro de la ONU sobre ingesta excesiva, que serían 60 gramos para los hombres y 40 gramos para las mujeres, equivalente a 4 o 5 copas al menos por semana. Entre los bebedores este índice sube al 15% de los mismos. 22% de los hombres bebedores de alcohol y sólo el 6% de las mujeres. En caso de “casos de dependencia que requieren ayuda médica” es el 5% de quienes lo consumen.

Cerveceros Latinoamericanos asegura que pagó el estudio para enfocar políticas públicas en los 18 países donde tienen fabricantes con tres objetivos: respetar a los que no beben, moderar el consumo excesivo y buscar el no consumo en grupos sensibles.
 
Psicología nuestra
María Angélica Alvarado, psicóloga clínica egresada de la Universidad Bicentenaria de Aragua, profesora de esta institución y haciendo una suplencia en las consultas en el Centro Cardiológico Bolivariano de Aragua, nos vertió luz sobre las causas que llevan al venezolano a beber mucho más que el Brasil de las favelas y la Colombia de la violencia por la guerrilla. Señala que inicialmente es una cuestión cultural. La mayoría de nuestras celebraciones están relacionadas con el alcohol, además de la presión social sobre los jóvenes para ser aceptados en grupos y finalmente, la inexistencia de sanciones en las instituciones y la familia sobre el consumo de alcohol, incluso excesivo, crean una impunidad que alienta la repetición del comportamiento.

“En el Servicio Comunitario durante mi época de estudiantes, encontramos niños de entre 12 a 15 años con experiencias de borracheras de ellos y sus amigos, y al preguntarnos sobre sus representantes, podemos entender que son los adultos quienes organizan las fiestas y propician estos comportamientos, cuando el padre muestra orgulloso la primera rasca del hijo y la mamá cuenta como memorable la primera sopita de pollo del hijo enratonado”.

“No hay sanciones, pues el rol de la familia como ente de la sociedad se ha roto muchísimo y la figura de autoridad se ha fracturado, lo mismo sucede con el cigarrillo y otras drogas, ha bajado la edad de iniciación”, revela Alvarado, también miembro de la Sociedad Venezuela de Psicología para la Salud.

La especialista insistió que son conductas que son enseñadas, promovidas, y que difieren de lo que sucede cuando es uno de los padres quien es alcohólico. “Hay casos de imitación pero también de rechazo por el mal ejemplo de ridículo o comportamiento molesto, es más propenso cuando te alientan y celebran, cuando no hay consecuencias de tus acciones. Entonces el niño crece, y también lo enseña a sus hijos, en un círculo vicioso. El sistema de valores no fue reforzado en nuestra sociedad venezolano, por lo que somos cómplices de lo que sucede”.

Sobre el mayor consumo en niveles educativos y socioeconómicos mayores, la psicóloga señala la mayor cantidad de almuerzos y reuniones de negocios, muchas relacionadas con alcohol, y la prioridad de gasto en alimentación entre los que poseen mayor ingreso, pero desestima que exista relación entre lo socioeconómico y el consumo de alcohol. “Las causas son muy diversas: un duelo no terminado, llamar la atención de la familia o soledad, cada individuo es un caso particular”.

“La igualdad de género, que llevó a las mujeres a mayores papeles laborales y sociales la enfrentó además al riesgo de más presión social y a adoptar hábitos más masculinos, como el consumo de alcohol y su exceso también, para la inserción en estos campos donde estaba emergiendo, pero al mismo tiempo hay más casos de mujeres hipertensas y diabéticas por lo mismo”.

La falta de reglas es una constante en la disertación de la experta. “Las leyes en Venezuela no penan el consumo público de alcohol, mientras no hay sanción moral de la sociedad. Vemos que cuando se decreta una Ley Seca, se acuden a ciertas licorerías que violan esta norma, pero no les pasa nada, siguen funcionando regularmente, por lo que repiten constantemente este comportamiento. El ciudadano toma esto como ejemplo, en una cultura de impunidad”.

“Tenemos una realidad incómoda, como dice Al Gore, y es que tenemos una cultura que enseña a beber, que no lo castiga socialmente ni jurídicamente, y que envuelve una repetición de la conducta, en un país que está en pleno aprendizaje”, reflexiona Alvarado.

Felicidad aparente
“Como el ridículo, la felicidad es un aspecto muy social, que varía entre cada persona, de esta forma, medirlo puede ser muy difícil”, responde la psicóloga ante la reciente encuesta que nos encumbra una vez más como quienes están más contentos con la vida que tenemos en el mundo. “El venezolano es reticente, más que feliz, nos reímos de nuestros problema como mecanismo de defensa para no preocuparnos por nuestros problemas, los evadimos. Pero la felicidad es algo muy subjetivo, que incluso sería irresponsable de definir”.

Tener una familia, estabilidad económica y laboral puede ser la felicidad para algunos, pero para otros puede ser la fama, salir de los problemas o alcanzar el éxito deportivo, incluso señala la terapeuta que para algunos es una actitud de vida: “soy feliz no importan las circunstancias, pero definitivamente depende de la personalidad, por eso cuando estudiamos el caso de un paciente, debemos saber de donde viene, cuáles han sido sus experiencias, las circunstancias que lo envuelven, cómo fue criado”.


20 marzo 2013

Metal-casa, vivienda ecológica en Venezuela


* Diseñada conjugar el arte sensorial y la necesidad de protección humana, esta casa aprovecha los elementos de nuestro clima para brindar una solución barata y adaptable, con la arquitectura como mecanismo para la elevación de la calidad de vida

 
El arquitecto Reinaldo Martínez Arana, de Maracay, y egresado hace 4 años de la Universidad José Antonio Páez, en Carabobo, tuvo la preocupación de generar una solución al problema habitacional de nuestro país, con una propuesta barata, con distintos modelos para cada etapa socioeconómica de las familias, configurable para urbanismos y que se adaptara a nuestras condiciones tropicales de lluvia, sol y viento, reduciendo el consumo eléctrico, aprovechando la época de lluvias y evitando sus consecuencias indeseables, brindando al mismo tiempo más espacios para áreas verdes y estabilidad anti-sísmica, a bajo costo. Esto es la Metal-Casa, por sus bases profundas hechas con vigas de acero y su estructura basada en cuatro columnas centrales que elevan la casa en 80 centímetros sobre el suelo.
 
“Quería una casa que fuese integral. Que tuviese ecología, economía y diseño”. El resultado fue una casa 30% más barata que otra del mismo tamaño pero que el arquitecto cree que puede serlo aún más, con materiales más resistentes y ecológicos. Con un costo estimado de 480 mil bolívares para 52 metros cuadrados con dos habitaciones, dos baños, sala, comedor, cocina y área de servicio, sin incluir el terreno, podría emularse esta casa para una familia emprendedora, nos señala.

El modelo incluye un módulo de servicios, en la base central de la casa, de 9 metros cuadrados, para el hidroneumático y el tanque de agua de lluvia que va desde el techo, así como depósito de herramientas, brindando al mismo tiempo más terreno para jardines y áreas verdes que sirvan de paisajismo, así como sus funciones biológicas de absorción de lluvia y liberación de humedad.
 
Las vigas de acero centrales y diagonales distribuyen el peso, mientras las del techo, de alivio, reducen la carga, dando estabilidad, sísmica y cotidiana.

Viento, sol y lluvia
La casa cuenta con un  sistema de sobre techo de láminas de acero galvanizado tipo canal ancho que permite la ventilación e iluminación natural mediante claraboyas, y su regulación al gusto. Este dispositivo también cumple la función del aprovechamiento de las aguas de lluvia y protección solar, siendo funcional durante todo el año.

Su construcción puede ser más rápida que las viviendas tradicionales, pues puede usar materiales tradicionales (o mallas con relleno de anime como el prototipo, que son más duras al frisarse) sobre una estructura metálica, que le da el soporte. Sus bases son profundas, 1,50 metros, por 1,70 de ancho y 1,70 de largo, como pasa un edificio, nos asegura Martínez Arana.
 
“La idea es que la casa se industrialice, se pueda producir en serie, lo que reduciría sus costos y tiempos de ejecución”, lo que resultaría en casas más baratas, funcionales, compactas, cómodas, rápidas y ecológicas para nuestro trópico, ideales para amplios urbanismos o vivienda social.

Un segundo modelo, de 90 metros cuadrados, para una familia ya consolidada, cuenta con 3 habitaciones, jardín interno “que nos ayude a disipar calor de la cocina, el lugar que más se calienta en la casa”, 2 terrazas adelante y atrás, y una entrada diagonal con rampa de acceso para niños, adultos mayores y/o personas con diversidad motora.

“También pueden hacerse bifamiliares o una casa más grande de 180 metros cuadrados, o una tetrafamiliar, de dos pisos, o un urbanismo con casas contiguas: el diseño modular y configurable permite estas combinaciones, incluso como la que hacemos en el segundo prototipo –a pocas cuadras de la primera- con 100 metros cuadrados, 10 metros adicionales de construcción”.
La elevación de 80 centímetros, generada por las vigas de acero centrales, da además un margen para inundaciones. “Sería menos traumático, porque no perderías electrodomésticos, mobiliario ni se metería el agua dentro de la vivienda”. Las áreas verdes circundantes, y debajo de la estructura, ayudarían a una más rápida bajada de las aguas en estos casos, e incluso a evitarla en algunos otros. “La arquitectura es el mejor camino para elevar la calidad de vida al núcleo familiar”.

“La ventilación e iluminación cruzada es algo que no encontramos en ninguna casa, desaprovechando nuestras condiciones climáticas y geográficas. Este diseño además, busca ser más eficientes en menos espacios”.

Visión a futuro
“Seguimos investigando para usar materiales más económicos y ecológicos, e incluso la incorporación de paneles solares en el techo cuando se abaraten un poco más”. El uso del bambú, flexible pero duro, así como la seguridad de poseer fluido eléctrico de forma independiente, son algunas de las variables, entre muchas otras, que seguirá manejando este proyectista maracayero para las Metal-Casa, una iniciativa privada de ArquiTEC, que ha recibido ayuda de familiares, amigos e incluso ingenieros y otros colegas arquitectos, que han ido a echar un ojo y una mano al prototipo ubicado en San Diego.

Vivienda social
“También quiero reinterpretar el rancho”, nos dice Martínez Arana. Con una intención de generar Metal-Casas aún más baratas, así como generar soluciones y modelos para una mejor autoconstrucción popular. Así como el carácter prefabricado de la Metal-casa, que la hace más rápida y barata, cree que puede mejorarse un diseño para hacerlas estéticamente más agradables y funcionalmente más efectivas. “La mezcla de la necesidad de protección  humana con el arte sensorial es el trabajo de la arquitectura, y mediante el rediseño de estas viviendas podemos crear una cultura en las capas más bajas de la sociedad para transformar al enseñar e inspirar”.