09 septiembre 2008

A tirar, a tirar, que el mundo se va a acabar

Desde pequeño he visto graffittis que rezan esa frase aquí y allá. Siendo adolescente, uno tiene imposibles fantasías donde una histeria colectiva hace que las mujeres, desesperadas, deseen ser penetradas sin la menor pérdida de tiempo y con los sorprendidos afortunados que se encuentran a su paso, para no perder la vida sin haber gozado sus tres lochas o morir haciéndolo. Y claro, a uno le toca esa chama del liceo que tanto te gusta.

Ahora, Will me echa el cuento de la máquina de acelerador de protones que realizará mañana una simulación del Big Bang, y con ella el antiguo miedo -que ha sucedido con otros experimentos similares- que el poderoso experimento, como nunca antes la ha habido, desate un microagujero negro que se tragaría la Tierra y todo el Universo conocido, entre otros peligros "menores" como la creación de la antimateria, quizás algún otro tipo de materia o quién sabe qué tipo de eclosiones inesperadas.

Sinceramente, yo lo dudo. No porque le tenga fé a alguna religión que dice que el final de los tiempos serán distintas, o que mi filosofía me lleve a pensar que ahora es queda vida en el planeta porque la misión de la Humanidad no se ha cumplido. Creo que la vida supera la ficción y al arte, y ya este tipo de catástrofes geofísicas las hemos visto en comics, películas y libros. Lo que no anula la posibilidad, pero que la lleva al terreno de la paranoia, y la Teoría de la Conspiración.

Pero bueno, nuestra conversación se centró en algo más interesante. ¿Cómo actuaríamos nosotros y los demás si de verdad pasara un desastre y nos dieran 3 días de vida? Como machos bien alimentados, pensamos en escribir mensajitos de texto, realizar llamadas y robarnos un carro para llegar a la casa de alguna fémina y decirle: a tirar, a tirar, que el mundo se va a acabar.

Pero, ¿a quién elegiríamos: a la que más amamos y deseamos, a la que nunca hemos podido hacérselo porque se enrolló, lo hicimos nosotros o había parejas formales en medio, sino cualquier otra cosa? o en una opción más interesante: ¿a aquella nena con quién aún no ha habido ningún acercamiento carnal pero le tienes ganas porque ahora están más cerca, o siempre la ves de reojo o simplementete hay un morbo nuevo?, pero pensamos, entre las miles de ideas que ustedes podría sugerir: aquella persona con quien lo hicimos una vez, y fue injusto, o muy corto o en mi opinión, insuficiente, porque no entiendo a esos tipos que lo hacen sólo una vez por mujer, cuando mientras más se hace, más se disfruta.

Toda mujer con quién me he acostado una sola vez, lo siento como una gran deuda pendiente. Que hay que saldar con muchas más ganas, placer y pasión. Y no me gusta deberle a nadie.

Por otro lado, sabiéndote muerto en tres días pero que todos los demás también lo harán, ¿saldrían las mujeres corriendo a ser poseídas por hombres que hasta en las horas finales de la existencia como la conocemos le sigue corriendo la sangre más rápido al glande que al hipotálamo? ¿Qué pensarían ellas en el caso de desear tener sexo con alguien y por qué?

Las opciones son igual de amplias, aunque quizás menos improbable. El mejor amigo, cualquier desconocido, el novio al que tanto aman y morir entre sus brazos, al chamo que siempre lo han visto con ganitas pero apenas son panas o ni siquiera le ha hablado. Quizás las mejores opciones se quedan por fuera.

Ahora, siendo un poco más bizarros, aunque no las tiramos de machos, de porno y de tipos perversos, creo que difícilmente pueda encotrar a un hombre que no se enrolle si su mujer le dice que quiere hacer un trío con otro hombre, cambiar parejas o quizás, hacer algo de esto, pero sin él e incluso grabado porque es una fantasía para ella participar en algo similar, pero apartando el corazón, los celos o demás. Sin esté en peligro la vida sobre nuestro planeta.

¿Somos tan machos sexuales que podemos ver a nuestra mujer hacerle el oral a otro tipo o ser penetrada en nuestra cara, aún participando, y disfrutarlo porque es "como una porno, mami", y no sentir celos, no enrollarnos si ella alcanza el orgasmo, o grita o se excita mucho más de lo normal? Me pregunto, y a ustedes, si no habría inconveniente en que eso suceda en una cámara y con otros dos tipos, que hagan todo eso, para que ella cumpla una fantasía particular y por amor, o entrega o pasión, seamos capaces de cumplírsela, aún sin participar.

¿O somos en realidad unos posesivos, llorones y básicos niños que decimos: "¡mía!", y no la compartimos con nadie más, así no la usemos? ¿y ellas, sabrán compartir, pensando que ser infiel no es estar con otro cuerpo, sino no compartir el corazón y siempre dormir con ellas, aunque uno tenga una aventura sólo sexual sin crear relaciones por fuera?

Sé la fantasía de tu pareja, cumple tus deseos y los de ella, y no te pongas límites, sino apenas los sensatos para evitar complicaciones, pero no te enrolles: condón y palante. Recuerda: a tirar, a tirar, el mundo -algún día- se te va a acabar.
Etiquetas:

6 comentarios:

  1. Sabes mi Opinión respecto a este tema...
    Así que cualquier comentario que haga relativo al mismo, seria redundante y necio jajajajajajajajaja
    Leyendo este post pienso dos cosas... O por un momento tu pensaste como mujer, o yo algunas veces pienso como hombre jajajajajajajaja!!!
    Si a mi me dan 3 dias, tengo que hacer una lista e ir descartando... Eso si... hay unos impelables, otros a los que hay que pagarle la dedua (asi como tu dices) y otros a los que la primera propuesta seria eso de la camarita y dos tipos pa mi jajajajajajaja.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:39 p.m.

    Yo creo que si una mujer, piensa como mujer, en lo menos que pensaría es en tirar.

    Sino estar con los suyos y comprarse todo lo que quiso comprarse sin importar gastar el dinero, porque total dentro de 3 días no lo va a necesitar.

    ResponderEliminar
  3. Si una mujer piesna como mujer, pensara eso mas que los hombres.

    ResponderEliminar
  4. Linda foto...

    Yo lo que me pregunto es...

    ¿se podrá descubrir en tres días toda la sexualidad oculta que no hemos descubierto en toda nuestra vida?

    Es como estudiar el día antes del examen

    ResponderEliminar
  5. Yo intenté convencer a muchas de que el mundo se iba a acabar cuando el Y2K... no sé por qué no me creyeron mucho... Menos mal que no pasó nada con las computadoras ni se reventaron las represas, pucha, hubiera sido triste mi final...

    ResponderEliminar
  6. "Toda mujer con quién me he acostado una sola vez, lo siento como una gran deuda pendiente. Que hay que saldar con muchas más ganas, placer y pasión. Y no me gusta deberle a nadie."

    No hay nada peor que sentir que debes algo. Lo bueno es que si no te cobran no tienes que darte mala vida.

    A veces las segundas vueltas lo que hacen es enredar más y más el papagayo, ¿no crees?.

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.