10 noviembre 2008

Pañalitis presidencial - manchado pero no prensado

Cuando a un carajito -por decirlo en su propio idioma- no le cambian el pañal en los tiempos adecuados, le sale un salpullido característico que la televisión nos ha vendido como "pañalitis", que es prima hermana de la ceramidas, y otros secretos de los nuevos champús del siglo XXI. Y no hay nada que cause más rechazo que romper un lugar común y una frase tradicional: más suave que nalga de bebé. Esto causa una molestia en el niño que lo hace tener más rabietas de lo acostumbrado.

Ante las largas alocuciones presidenciales, los rumores humorísticos de que usa pañales para aguantar tanto y hasta la versión guacharística del pote de jugo al lado del pie conectado con el pene para orinar, podemos asumir que tras la derrota del 2D y las encuestas que le ponen a perder Zulia, Carabobo, Sucre y Nueva Esparta, además de posiblemente Táchira, Bolívar, Yaracuy, Miranda y el petareño municipio Sucre, el presidente tenga una salpullido propio de los descuidados pañales por varias horas, semanas o meses.

Ante esta pañalitis presidencial quedan dos opciones: la hoja de coca y el deporte presidencial, el lanzamiento de insultos y amenazas. Como el marido que le cae a golpes a su mujer, que la amenaza de muerte si se atreve a denunciarlo o dejarlo, o el malandro o artista que ante el sempiterno nerviosismo de su accionar se mete una mala nota, nuestro líder veintiúnico -de 23 estados y un Distrito Capital para ser exactos- amenaza con tanques y falta de dinero, y hasta cárcel, no vaya a creer la gente que de verdad pueden votar como quieran, y no cómo él les diga.

Pero no podemos caernos a cobas. No creer que ahora Venevisión nos pondrá un mapa azulito en venganza de lo que pasó en el 2006. Según encuestas serias y la opinión de Vicente León de Datanálisis, la poposición tiene posibilidades claras en 4 gobernaciones, mientras que aún tienen que pelearse unas cerradas como Aragua y Miranda, y darle chance a unas "alternativas" en Barinas, Guárico y Portuguesa, donde el PPT y el chavismo light tienen chance de barrer, mientras que Óscar Schemel de Hinterlaces 21 eleva los chances opositores a 8 metiendo a Bolívar y Yaracuy, a pesar de la inhabilitación de Lapi.

Donde la burroposición creo que tiene más chance es paradójicamente en las alcaldías. Primero porque los candidatos del PSUV a las alcaldías están divididos entre malos conocidos y perfectos desconocido, que Hugo tiene que apoyar leyéndolos en un papelito, no porque sea muy difícil conocerse los 336 municipios y candidatos, sino porque salieron del fondo de un Botellón Socialista del PSUV, en el que los más sin oficio fueron a reunirse para unas primarias de paper maché y cartelera escolar, para elegir a los monigotes más manejables del teatrino local.

No comas cuentos, nada de "Fulanito ya ganó", ni la cédula bolivariana marcada ni un corcho de vinagre ni caña de Ocumare. Vaya a votar, cuide su voto y elija al suyo que aquí no estamos eligiendo al tipito este, que ni candidato es, y recuerde la cara de ponchados del pasado 2D cuando la Reforma quedó allá, enrolladita y metida por donde el Presidente le ha mandado a los dueños de medios guardarse sus periódicos. Misión Presidente Adentro: reciclaje de las constituciones rojitas para uso higiénico.

Etiquetas Blogalaxia:

1 comentario:

  1. Así es a votar. Durísimos contra los rojos rojitos. Afuera los miedos y las paranoias y las amenazas

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.