27 enero 2008

Cálculos en el riñón - Una sana alimentación es la mejor prevención

Cálculos en el riñón
Una sana alimentación es la mejor prevención

*** Expulsar las piedritas que se forman en los riñones a través del tracto urinario es doloroso, pero necesitar una operación quirúrgica porque algunas de ellas no pueden ser disueltas y expulsadas puede ser aún más molesto. La sal, el exceso de proteínas y lácteos ni la cafeína son recomendados en estos casos

Los cálculos renales o piedras del riñón son trozos de material sólido que se forman por sustancias contenidas en la orina, comúnmente calcio. Pero también hay piedras estruvitas –de magnesio y amoníaco-, ácido úrico –por el consumo de carnes rojas- y cistina –lo cual es una condición hereditaria-, que pueden acumularse, produciendo un intenso dolor abdominal y fuertes molestias al orinar.

En el caso del calcio, mineral usado por el cuerpo para el desarrollo de huesos y músculos, el sobrante es expulsado generalmente por la orina. En personas con bajo consumo de agua y jugos naturales o quienes toman exceso de lácteos, parte de este excedente permanece dentro del organismo y va formando piedras dentro de los riñones.

Como en el 90% de los casos se desconoce las razones por las que algunas personas son más propensas que otras a desarrollar cálculos renales, una vez que has desarrollado piedras hay una alta posibilidad de que suceda de nuevo, por lo que algunos cambios en los alimentos y los hábitos son necesarios.

Cómo evitarlos
- Beba agua. Entre 8 a 12 vasos rebosantes de agua son recomendados para disolver y drenar muchas de las sustancias innecesarias
- Evite el té, el café y los refrescos de cola negra. Estos contienen cafeína y provocan que usted elimine los líquidos demasiado pronto
- Si las piedras son de ácido úrico, eliminar o disminuir el consumo de carnes rojas
- Reducir el consumo de sal, que hace retener líquidos y por tanto, la frecuencia de la micción

Me duele
Es importante reconocer el dolor provocado por las piedras renales y qué hacer en consecuencia.

Algunos de los síntomas son dolor abdominal, color anormal o sangre en la orina, micción excesiva durante la noche, dolor de costado o dolor de espalda que puede estar acompañado de cólicos y bajar hasta la pelvis, la ingle o los genitales, micción dolorosa, dolor en el testículo, urgencia o frecuencia urinaria y dificultad para la misma.

Una vez reconocido el problema renal, los médicos recomiendan tratar de aislar la piedra usando un colador en el momento de ir al baño para que su doctor de confianza pueda determinar que tipo de piedra es y qué hacer al respecto. Recolectarlo durante 24 horas dará mayores y más cuidadosos diagnósticos.

Los analgésicos y en los casos crónicos, los que son narcóticos, son muchas veces la única forma de detener el intenso dolor que producen estas molestas acumulaciones arenosas en nuestro cuerpo.

Tratamiento
En primer lugar y tanto como es posible, se trata de disolver las piedras y expulsarla por la orina con la ayuda de medicamentos como: Alopurinol (para los cálculos de ácido úrico), antibióticos (para los cálculos de estruvita), diuréticos, soluciones de fosfato o bicarbonato de sodio y citrato de sodio (los cuales hacen la orina más alcalina).

También existe una técnica no quirúrgica para “moler” los cálculos renales mediante el uso de ondas sónicas, la litotricia extracorpórea por ondas de choque, que no es más que la pulverización de estas piedras en unas más pequeñas que puedan viajar a través del tracto urinario y ser expulsadas naturalmente.

Si una intervención es necesaria, existen dos distintas técnicas:

- Operación a través de un túnel
- El ureteroscopio

En ambos casos, se localiza y extrae la piedra por medio de una operación, una incisión en el primer caso y mediante una cámara y una pequeña “jaula” en la segunda. Es el médico quién determinará la más apropiada para su caso particular.

Cálculos en el rinón
Por Jeanfreddy Gutiérrez para la Revista Encartas

Etiquetas Blogalaxia:

2 comentarios:

  1. Una vez escuché decir a mi mamá que el orgasmo es como aguantar muchisimo las ganas de ir al baño a hacer pipi y luego orinarrrr y sentir esa sensacion de alivio... Yo sufriendo de arenilla jamás podría comparar el orgasmo con las ganas de hacer pipi... es Horribleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!
    Pobre de mi madre... creo que nunca ha sentido un orgasmo... jejejejjejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo9:54 p. m.

      No es culpa de tu madre, si no de tu papa.!

      Eliminar

Habla, sé serio y organízate.