24 diciembre 2007

Niño Jesús: Atari versus Nintendo

El Niño JesúsHace un año escribí dos posts que les reproduciré aquí, uno preguntaba ¿Qué la pediste al Niño Jesús a los 8 años? y el otro ¿Cuándo supiste quién era el Niño Jesús? También estaba incluida la ingrata pregunta de decirnos tu mejor y tu peor Navidad, en la que yo concluía en que la más indeseable es que te llegue un juguete que no querías, mientras alguien llamó mi atención sobre el fallecimiento de su abuelita.

En estos posts, tuvieron la gentileza de responderme Mila y su radio rojo, Nikka con la Super Computer, mi panita de Loquesea.com IngMalaura con su casita de Pin y Pon, Carola un instrumento musical, Curiosa dice no recordarlo, Leonardo un muñeco de Yiayou (G.I.Joe), y la gran Edelweiss confesó haber pedido una trompeta de juguete. Yo a lo 8 años pedí un Atari 2600 y mi peor Navidad fue cuándo me trajeron Mario Bros 2 en vez de Bases Loaded, para Nintendo.

Por otro lado, yo dije que no engañaría a mi hijo con lo del Niño Jesús y recibí excelentes ejemplos, y contraejemplos, de mi teoría con aquello de la ilusión/desilución sobre el mito, y un justo regaño de la profe Gloria Carrasco, mientras Alfredo447 dio excelentes ejemplos de ambas cosas. Un abrazo a todos.

En esta Navidad, no repartí juguetes como la vez pasada, pero mi sobrinita Joelí de 5 años, me dio una lección maravillosa. La bebé canta y baila, o intenta para ser honestísimos, en una especie grupo teatral llamado Pinta-K-ritas, y me dijo lo siguiente: Como los niños del SIDA no tienen ninguna alegría en la vida, fuimos a llevarles juguetes, canciones y bailes. Aquí puso una carita un poquito más grave y preocupado y dijo: también estaban los padres con SIDA.

Sin embargo, podemos preguntarnos cosas tan triviales como ¿cuántos mensajitos de Navidad recibiste el 24? Y siguiendo en la onda electrónica quién recibió un Iphone, Ipod, Laptop, mp3, mp4 o celular mega hyper interactivo con cámarita de no-sé-cuantos-mega-píxeles.

Dinos aquí ¿Qué le pediste al Niño Jesús a los 8 años?

Y revela aquí ¿Cuándo supiste quién era el Niño Jesús?

Claro: ¡Feliz Navidad, Carajo!

2 comentarios:

  1. Cada Navidad es distinta, cada una es diferente, algunas llenas de mucha alegría, otras de profundas reflexiones. Cuando dejé de ser niña, ya no me preocupé de qué me podían o iban a dar de regalo, cuando crecí, me pregunté, con sinceridad que podía yo hacer o dar a otros en retribución a la generosidad que la vida ha tenido conmigo, aunque me queje cada dos por tres.

    Los niños, Dios los bendiga, siempre tienen una valiosa lección para brindar.

    No voy a desearte felicidades para un sólo mes, quiero que todos los días, de todas las semanas, de todos los meses tengan felicidad, amor, paz, tranquilidad, salud, bendiciones para ti, y todo el que mora en tu vida y corazón, ya perenne o fugazmente.

    Mi querido amigo, un gran abrazo, un gran beso, y muchas bendiciones son mis deseos para ti, para este año que llega y todos los que han de llegar.

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.