15 mayo 2007

Fumar es malo, ¿para la economía?

Ché GuevaraSabemos que actualmente el país vive una etapa de radicalización e intolerancia, una guerra de buenos contra malos. O vamos directo al infierno castrocomunista o en camino a la consolidación de un nuevo Mar de la Felicidad, ante esto, leí algo en Dinero Express No. 228 del 10 de mayo de 2007, que me pareció bastante equilibrado, a pesar de considerarse contrario a la política comunicacional del Gobierno, acerca del problema de la escasez de alimentos, los problemas de la industria por los controles del gobierno.

Fidel CastroPor otro lado, como uno de mis deseos menos irresponsables es convertirme en periodista de economía, aquí les va un intento de esto con un análisis personal sobre las nuevas medidas acerca de la prohibición de producción de cigarrillos, y este nuevo socialismo que raya ya en el fundamentalismo árabe y la moral evangélica.

ANAQUELES MEDIÁTICOS
El gobierno está empeñado en construir una realidad diferente a la que los consumidores perciben diariamente. Cualquiera que se asome a un supermercado verá lo que hay y lo que no hay. No es cuestión de opiniones ni de campañas mediáticas. Es la triste realidad de un país minero y rentista, colmado de controles y regulaciones, que no sabe qué hacer con los petrodólares y prefiere prestarlos o regalarlos en el exterior antes que abastecer el país y desarrollarlo, especialmente en la producción de alimentos.
La manía de querer montar un Estado centralista, todopoderoso, que quiere hacer de todo (empresario telefónico, de servicios eléctricos, sembrador de maíz, de caña de azúcar, ganadero, banquero y otras muchas funciones) pero dejar de hacer precisamente lo que le toca por obligación, como es atender la educación, castigar la delincuencia y prevenirla, brindar salud a sus ciudadanos y proveer de vivienda a las familias, cosecha lo que ha sembrado: rayos y centellas.
Cuando el gobierno acorrala y castiga al emprendedor, cuando quiere imponer algo diferente a la economía de mercado sin tener ideas claras al respecto, cuando quiere que el empresario produzca sin ganancias, ocurre lo que está ocurriendo. Increíble. Un pobre país rico.


Por otro lado, esta misma publicación publica varias informaciones económicas que merece la pena destacar, –llega por email y a la cual te puedes suscribirme en el site de Dinero-. La primera es que Cemex invertirá 18 millardos de bolívares en sus instalaciones para expandir su producción y evitar al fantasma de la exportación y poder suplir al creciente mercado interno de la construcción. El aumento será de 500 mil sacos de cemento más al mes.

Por otro lado, Digitel destinará 250 mil dólares en mercadear los nuevos Nokia E-50, mientras la industria textil “se deshilacha” pues los controles de cambio le impide exportar las materias primas que no se hacen en el país, y el retraso en los permisos sanitarios les impiden acceder a créditos para expandir su capacidad productiva. Por otro lado, la venta de algodón blanco, que siempre fue líder en Venezuela es ahora suplantada por el algodón de color rojo y la tela de camuflaje, por parte del Estado. Sin embargo, estas compras son hechas a China y nunca a la industria nacional. Este año de 45 socios de la cámara industrial que los agrupa, sólo quedan 25.

Finalmente, y ya no menos sorprendente, Cavenez, la cámara automotriz venezolana, anunció la venta de 100 vehículos Audi en los primeros 4 meses de este año en Venezuela, un aumento del 76% con respecto al 2006. Tanto ha sido el crecimiento que Vas Venezuela S.A., su importador exclusivo ampliará la cantidad de modelos traídos al país, para captar una mayor cantidad de clientes.

Por otro lado, el anuncio de prohibir la producción de cigarrillos en el país con una excusa moral que desobedece consideracioness económicas y culturales, podría dejar sin empleo a miles de venezolanos, disminuir más el parque industrial, reducir la recaudación fiscal y dejar a cientos de fundaciones culturales sin fondos, sin considerar aún los problemas de contrabando y fuga de divisas al tener que importar tabaco de otros países y dejar en la ruina a campesinos dedicados a estos cultivos quienes no perderán a su cliente natural a la mano y tendrá que el Estado nuevamente actuar como empresario. ¿Qué haría yo? Impondría un impuesto altísimo (del 50 al 100%) sobre loterías, apuestas, cigarrillos y alcohol, que doblara el precio de los mismos, y eso iría a un fondo directo para hospitales, fundaciones culturales y escuelas de la ciudad donde se recauden, e impondría políticas de responsabilidad social empresarial menos escapistas, como no financiar organizaciones con sus propios nombres corporativos (Fundación Bigott, Fundación Polar, etc), y destinar cierto porcentaje a organizaciones públicas ya conocidas (Ateneo, Orquesta Sinfónica, grupos de teatro, Casa de la Cultura, Escuela de Arte).

Así que aunque no se consiga pulpa negra o leche, si Audis y caviar, por lo que los políticos de ambos bandos pueden estar tranquilos ya que no les faltará nada, habrá cemento para todas las nuevas obras y casas, celulares nuevos para sus hijos y ellos, y siempre podrán fumar habanos Cohiba, importados directamente de Cuba.

7 comentarios:

  1. Verga, qué bueno este post.. más nada que decir.

    ResponderEliminar
  2. Que me recordaste ese libro de ¡Todos a la calle! de mi gran amigo Michael Moore.

    ...muy bueno de nuevo el tubazo ese de TVS
    Las estás agarrando el el aire.
    Visionario ¿eh?

    Gran saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Pino, en realidad lo sigo corrigiendo, fue muy de volada. Enimga :) gracias totales, más bien tardé mucho en postearla, casi nadie le paró en realidad. Más bien siento que se me escapan muchas, humildemente :)

    ResponderEliminar
  4. interesante artículo jeanFreddy, entre otras cosas porque me interesa hacerme una idea de lo que pasa en Venezuela y se complica bastante desde fuera. Creo que es en parte por eso por lo que estoy atento a este blog, porque aqui, en España, solo se habla de Venezuela en plan "el demonio" o algunos "El paraiso". Yo personalmente no creo ni una cosa ni la otra, y por eso me gusta saber este tipo de cosas, porque criticas a vuestro presi en general, pero no desde una visión de derechas.

    ResponderEliminar
  5. Epale Javo, siempre de izquierdas. Explicar como es la cosa en Venezuela es difícil sin caer en los extremos que nombras, o todo es una mierda por culpa del Presi o vamos directo a la felicidad bolivariana que soñó El Libertador, todo es un balance :) gracias por la lectura fiel.

    ResponderEliminar
  6. Pues si, la triste realidad de la Venezuela del ABSURDO. Justo hace unos dias en mi msn, me llamaba asi y un colega Chileno me pregunta el por que de mi nick. Le digo pues, porque leo la prensa de mi pais y te confieso no entiendo nada es tan absurdo...
    Este colega me critico y dijo que yo debia sentirme orgullosa de ser digan representante del pais mas rico e latinoamerica, con las mujeres mas bellas y los sitios naturales mas hermosos.
    Orgullosa? le dije..., orgullosa de que?...primera vez que tengo esa sensancion...porque aunque si estoy orgullosa de venezolanos como tu, por ejemplo, la desilucion que tengo por la situacion actual de mi pais es muy grande...
    Porque no logramos pasar el mensaje...porque la hegemonia mediatica del regimen de los petrodolares y la compra de conciencias es mas fuerte que la cantidad de gente que como tu y como yo escribe su indignacion y trata de que el mundo nos escuche...porque leo los comentarios que hace la gente a los post de Noticias24 y me da dolor que estemos tan mal...que el insulto sea la unica arma del venezolano actual...
    Y no me siento culpable por estar fuera... yo sali de mi pais por oportunidades y por amor, no huyendole a Chavez, pero lamentablemente la ilusion de volver se me aleja cada vez mas. Esta Venezuel Absurda no es mi Venezuela...pero aun sueno con rescatarla poniendo mi granito de arena desde lejos...

    ResponderEliminar
  7. Hola Maie, te entiendo completamente, yo también estuve en el exterior y sé la impotencia que se siente no poder estar en tu país colaborando. Lamentablemente te digo que desde afuera no se hace ni se cambia un país, y Fidel no los recuerda cada vez que se burla de los cubanos mayameros disidentes. Aún así, somos la corriente de información más alternativa por los momentos, lejos de la radicalización de unos y el arma agresiva de la ofensa de otros. Espero que sirva de algo lo que hacemos a diario.

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.