06 enero 2007

Antanas y Klaus, dos alcaldes: uno gay, otro filósofo

Antanas Mockus de 54 años es un filósofo y catedrático colombiano que fue Alcalde Mayor de Bogotá, dos veces. Ganó de forma independiente en 1994 para un período de 3 años, para luego retirarse un año antes para perseguir la presidencia de Colombia, lo que ha intentando dos veces, siendo su mejor resultado ocupar el 4to lugar. ¿Y qué hace a este tipo tan especial?

No sólo que es licenciado en matemáticas y filosofía en las Universidades de Dijón y Bogotá, con Magister en Filosofía en la de Bogotá y Doctor Honoris Causa en la Paris XIII de Francia, sino que este tipo instituyó un gobierno dónde incluyó sólo expertos y catedráticos en su gabiente, ninguno político, y creó una política de convivencia y seguridad llamada "Cultura Ciudadana". Este excéntrico personaje aplicó la pedagogía en su gobierno y se encargó personalmente de coordinar actividades como "Día Libre de Autos"; manejando una bicicleta junto a varios alcaldes extranjeros y embajadores, como hacía cada día para ir a su despacho municipal; instituyendo el día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, un día de sólo mujeres en la noche bogoteña e incluso La Hora Zanahoria, donde invitaba a los locales de rumba y venta de licor a cerrar a más tempranas horas los días de semana.

Algunos de sus resultados: disminución del crimen en un 64% en asesinatos, robos y accidentes de tráfico. Disminución de la violencia callejera y quemados por fuegos artificiales. Creación de una política de "cultura" donde se involucra la convivencia ciudadana con la productividad, la justicia social, la seguridad, la educación, el medio ambiente, la familia y la autogestión a través del tributo y gestión municipal (impuesto a la gasolina, disminución de la propaganda política, uso de publicidad institucional personalizada para los problemas de la ciudad), creando proyectos una vez que posee los recursos sin esperar el visto bueno del gobierno central. De forma voluntaria logró que la gente ahorrara más agua y cumpliese con las nuevas ordenanzas de comportamiento.

¿Cuál es su locura? El tipo se agarró los genitales ante una multitud en Manizales, se ha vestido de superheróe, se bajó los pantalones en un auditorio dónde lo saboteaban para poder hablar, va en bicicleta a todos lados, nunca se quita la barba, se casó en un circo montado sobre un elefante y le echó un vaso de agua en la cara a un candidato en un campaña presidencial para demostrar su método pedagógico y no gastó recursos en publicidad, discursos ni promesas, pues así ganó dos veces la Alcaldía de Bogotá.

Actualmente prepara el partido Visionarios con el cual junto a la Alianza Social Indígena lanza una campaña hacia fuera de Bogotá para extender la minoría "extraña pero valiosa" que votó por él en las pasadas elecciones presidenciales para los próximos comicios parlamentarios de Colombia.

Otro alcalde poco común es Klaus Wowereit. Este aléman de 53 años es un político declarado abiertamente homosexual -antes de ser electo- y ahora alcalde de Berlín, Alemania. Desde 1992 vive con su pareja, el neurocirujano Jörn Kubicki de 41 años. Es abogado, y ejerció anteriormente como asesor en materia de empleo al Secretario de Interior de Berlín. En 1984 fue elegido el concejal más joven de su ciudad a los 30 años y siguió en el cargo hasta 1995. Desde 1999 es jefe de la fracción parlamentaria de su partido para el parlamento de Berlín y desde 2.001 es el alcalde mayor de la ciudad.

Klaus no teme aparecer en los desfiles del orgullo gay en Berlín junto a reconocidos drag queen e inventó la famosa frase alemana "Ich bin schwul, und das ist auch gut so." que es "Soy gay y no es algo malo". Viene de una familia pobre y desde muy joven estuvo implicado en movimientos juveniles y estudiantiles, siempre con el partido social-demócrata. Fue reelegido cómodamente en el 2006 como Alcalde Mayor de Berlín y ha sido considerado para lanzarlo como Canciller de Alemania, cargo que es ocupado actualmente por Angela Merkel. Aunque al unirse al partido izquierdista perdió cierta popularidad.

El pana se ha concentrado en la creación de empleos para jóvenes dando sueldo mínimo en sus pasantías. Fomenta el arte y la cultura como generador de turismo y empleos, usando el nuevo aeropuerto internacional de Berlín para atraer nuevas empresas a la ciudad y fortalecer la pequeña y mediana industria así como los independientes con subsidios y precios especiales para estas iniciativas. Ofrece capacitación a los desempleados de más edad y tiene todo un inmenso programa de ayuda para gente sin trabajo. Se concentra en invertir los recursos en transporte, servicios médicos, vialidad y telecomunicaciones.

El tipo (en la foto con su esposo) está nominado en citymayors.com y worldmayor.com como uno de los mejores alcaldes del mundo para 2007. Por cierto, Andrés Manuel López Obrador llegó de segundo lugar como Mejor Alcalde del Mundo en el 2004 y "Paco" Cabrera, el alcalde de nuestra venezolanísima Valencia obtuvo el puesto No. 7 en el ranking de 2.006.

1 comentario:

  1. Por un momento, me sentí en un posible blog de Lorien. Mucho arcoiris.

    ResponderEliminar

Habla, sé serio y organízate.